Ciencia Ecuador , Ecuador, Viernes, 21 de septiembre de 2012 a las 10:53

El uso de “códigos de barras” genéticos revela que la diversidad de aves en la Amazonia está gravemente subestimada

Las aves forestales amazónicas muestran una gran diversidad de linajes genéticos en su ADN mitocondrial según un estudio internacional liderado por el Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC)

MNCN/DICYT La avifauna de la Amazonia está poco explorada, motivo por el cual su riqueza de especies está infravalorada al igual que ocurre en otras regiones tropicales. La mayoría de las especies de aves amazónicas se describieron en el siglo XIX y desde entonces la exploración taxonómica ha avanzado con cuentagotas.


Conocer la diversidad tropical requiere información precisa sobre la variación geográfica de las especies, y la delimitación clara de los taxones exige muestreos intensivos en áreas muy amplias y análisis exhaustivos de datos fenotípicos y moleculares. Y es aquí donde podemos apreciar la envergadura del reto, ya que apenas se dispone de estudios filogeográficos para un 1% de sus más de 1.000 especies de aves.


Un instrumento eficaz para abordar esta ingente tarea nos lo proporciona la biología molecular. A través del uso de marcadores de ADN mitocondrial se pueden describir patrones genéticos dentro de las especies que revelen linajes divergentes, los cuales pueden indicar la existencia de especies nuevas. Aunque los datos moleculares no son suficientes por si mismos para designar especies, cuando se combinan con datos fenotípicos como pueden ser la coloración del plumaje, el canto o el comportamiento, constituyen una buena herramienta para identificarlas.


Un estudio en el que han participado el Museo Nacional de Ciencias Naturales, el Museo Real de Ontario (Canadá), y las Universidades de California y Tulane (EEUU) ha rastreado la variación del gen mitocondrial COI en 41 especies de aves de bosques neotropicales de Ecuador y la Guayana Francesa. Los resultados de la investigación han aparecido en la revista PLoS ONE.

 

Este estudio demuestra que en la Amazonia, sin embargo, existen muchos linajes intraespecíficos diferenciados tanto genética como fenotípicamente, lo que sugiere que haya especies que aún no se han descrito. Aunque tampoco se puede descartar la posibilidad de que los linajes intraespecíficos sean más viejos en el trópico, ya que podría ocurrir que las tasas de especiación fueran más rápidas en las zonas templadas que en las regiones tropicales.


"Estos resultados pueden tener importantes repercusiones para el estudio y la conservación de la diversidad tropical. En la Amazonia el grupo de las aves se ha considerado siempre como uno de los mejor descritos, pero al rascar la superficie vemos que todavía quedan muchas especies por describir. Combinar los datos de marcadores moleculares con los rasgos fenotípicos es esencial para establecer límites entre especies y contribuir de forma efectiva al progreso taxonómico. Porque determinar el número exacto de especies es fundamental para estimar la diversidad tropical, entender los procesos evolutivos que la generaron, y conservarla de forma eficaz" explica Borja Milá, investigador del MNCN.