Health Spain , Zamora, Wednesday, February 10 of 2010, 15:48

Elaboran un protocolo para tratar a los alérgicos al látex en los quirófanos

La investigación ha sido desarrollada por un grupo de enfermeras del Hospital Virgen de la Concha de Zamora

Isaac Barrientos/DICYT Un grupo de enfermeras del Hospital Virgen de la Concha de Zamora han elaborado un protocolo de actuación en el que han detallado qué objetos tienen látex y cómo actuar en caso de operar a un paciente alérgico a este material. La directora de la investigación, Amparo Mas Tarazona, explica que el objetivo del estudio era “que el personal de enfermería sepa cómo actuar ante estos pacientes y que en todos los hospitales haya un listado que especifique qué materiales tienen látex, igual que ocurre con las comidas, que ya está todo informatizado para saber qué puede comer cada paciente”.

 

La idea de la investigación surgió cuando este grupo de enfermeras realizó uno de los cursos del Colegio de Enfermería sobre técnicas de investigación. “Nos matriculamos en uno de ellos y presentamos el planteamiento de la investigación como proyecto al final del curso y, a partir de ahí, nos animamos a iniciar el estudio, y lo completamos con una encuesta sobre lo que el personal de Enfermería del hospital sabía del látex, aunque nos ha costado mucho más de lo que esperábamos en un principio”, recuerda Mas Tarazona.

 

Otra de las investigadoras, Carmen Mateos Morán, puntualiza que “toda esta investigación ha respondido a la necesidad que tenemos el personal de quirófano de saber qué objetos podemos utilizar en cada momento y con cualquier paciente, porque sin tener un listado claro de qué materiales tienen látex se generan muchas dudas, así que la investigación nos ha dado mucha seguridad en nuestro trabajo diario”.

 

En la encuesta que realizaron entre sus compañeros del Virgen de la Concha, la enfermera destaca la sorpresa que les causó el “gran desconocimiento que había, probablemente el mismo que teníamos nosotras antes de inicar la investigación”. Entre los datos más preocupantes, Amparo Mas Tarazona señala que “sólo el tres por ciento de las encuestadas aseguró haber recibido información sobre la alergia al látex”.

 

Para confeccionar el listado, las enfermeras analizaron 589 productos, de los que tienen látex 22, entre ellos, el esparadrapo de tela, material para laparoscopia o las sondas para las vías biliares. Las investigadoras insistían en la idea de que, generalmente, una vez que hay información sobre la alergia y los productos que tienen látex, “no hay tanto problema, porque casi todo se puede sustituir con productos sin este componente”, concreta la directora de la investigación.

 

Lo que ocurre, añade Mas Tarazona, es que “el látex es lo mejor para algo que tenga que dilatarse, por eso se utiliza tanto, por ejemplo, para los guantes, porque además los que no son de látex se rompen más fácilmente”.

 

Riesgo especial

 

En el quirófano es donde más riesgo existe para un alérgico al látex, “porque no es sólo que te toquen con un guante, es que te están tocando por dentro y la reacción puede ser más grave”, señala Amparo Mas Tarazona. Aunque no es muy habitual la alergia al látex, “sí que hay pacientes que llegan al quirófano con esta alergia y es algo que hay que tener en cuenta, por el elevado riesgo que conlleva”, añade la directora de la investigación.

 

Reconocimiento a la investigación 
 
La investigación Actuación ante la alergia al látex en un hospital de atención especializada recibió el pasado año el premio del tercer certamen de los Consejos de Colegios de Enfermería de Castilla y León. Un galardón que, según explica Amparo Mas Tarazona “fue sorprendente y muy gratificante, porque siempre gusta que reconozcan el trabajo y el esfuerzo que hemos realizado”. La directora de la investigación añade que “las enfermeras somos las principales beneficiadas de esta investigación, porque estamos en el grupo de riesgo de posibles alérgicos al látex por un contacto excesivo y, además, el protocolo que hemos diseñado nos sirve como una herramienta muy útil en nuestro trabajo”. Además, las investigadoras están muy orgullosas de que en el Hospital Virgen de la Concha hayan tenido en cuenta su investigación, “porque ya hemos conseguido que haya carros de material de sustitución, preparados para los alérgicos al látex en los quirófanos”, afirma.