Ciencia España , León, Jueves, 25 de noviembre de 2010 a las 19:59

Elaborarán una guía sobre financiación de la I+D+i en el sector vitivinícola dirigida a productores

El proyecto Winetech, coordinado en Castilla y León por la Fgulem, observa que un gran porcentaje de las inversiones proceden de fondos propios

Antonio Martín/DICYT El proyecto Winetech, que pretende generar y gestionar proyectos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) para el sector vitivinícola en siete regiones de España, Francia y Portugal, ha detectado que una gran parte de las inversiones en estas materias que realizan las bodegas proceden de fondos propios. "Y creemos que esto es así porque los productores no conocen plenamente las subvenciones disponibles", explica Ana Fernández, técnico responsable del proyecto en Castilla y León, de la Fundación General de la Universidad de León y la Empresa (Fgulem). Con el fin de informar sobre líneas de financiación para sus proyectos, los responsables de Winetech elaborarán una guía que ayude a estos bodegueros antes de septiembre de 2011.

 

Un total de doce entidades de siete regiones de España, Francia y Portugal, todas productoras de vino, participan en el proyecto. A través de Winetech, estas organizaciones se han puesto en contacto con las bodegas para conocer las necesidades que tienen en el ámbito de la innovación y la transferencia de tecnología para la mejora de procesos o del producto final. En Castilla y León, la labor la ha llevado a cabo la Fgulem. La futura guía "pretende mostrar las líneas de financiación que a las que nivel autonómico, nacional y europeo, en el marco de proyectos de investigación conjuntos, pueden acudir los productores", explicó a DiCYT Ana Fernández.

 

 

Winetech está encuadrado dentro del programa Interreg IV-B de la Unión Europea y tiene una misión fundamental: promover la I+D+i en el sector vitivinícola. Con este fin, el proyecto quiere facilitar el contacto entre la comunidad científica y el tejido empresarial del sector vitivinícola con el fin de introducir  soluciones creadas en los laboratorios para las necesidades de la industria. Valencia de Don Juan (León), acogió hoy una reunión en la que diferentes grupos de investigación de la Universidad de León, de las áreas de la Biotecnología, la tecnología de los alimentos y el comercialización fundamental, mostraron a los productores de la Denominación de Origen Tierra de León sus competencias. Es la primera reunión de este tipo que se celebra en la comunidad autónoma.

 

Los técnicos de la Fgulem se han puesto en contacto con las bodegas para, a través de cuestionarios, palpar las necesidades de los responsables de estas empresas en lo referente a la mejora de procesos y del producto final, el vino. Según explica Fernández, las principales demandas de los productores se refieren a cuestiones de cultivo, fitosanitarias y de mercadotecnia: "Nos hemos encontrado con consultas sobre tratamiento y corrección de suelos ácidos, riego o abonados, sobre el tratamiento de hongos de la madera o comercialización en el extranjero, por ejemplo", indica la coordinadora. El proyecto quiere consultar a un total de 150 bodegas de Castilla y León para tener una muestra significativa estadísticamente con la que poder ofrecer respuestas adecuadas.

 

44 grupos de investigación ofrecen soluciones

 

Con el fin de cubrir las primeras demandas tecnológicas, Winetech ha puesto en marcha una página web en la que se ofrecen las competencias tecnológicas de los investigadores de las regiones implicadas en el proyecto. En estos momentos, 44 grupos de Castilla y León, de las universidades de Burgos, León y Valladolid, entre otros centros, ofrecen soluciones sobre viticultura, enología y gestión, entre otras cuestiones. Esta lista no está cerrada. Los responsables del proyecto irán incorporando a nuevos grupos en el futuro, prevé Fernández.

 

Con una duración de algo más de dos años entre abril de 2009 y septiembre de 2011, los coordinadores de Winetech emprenden el último año del proyecto. como futuras actuaciones, se han fijado dos reuniones más en las que entren en contacto investigadores y productores en El Bierzo y Valladolid, esta última de carácter autonómico. Además, en enero prevén publicar dos informes de vigilancia tecnológica sobre el sector del vino. Para abril está prevista una reunión de los socios en La Rioja, que se sucederá con otra en Portugal en junio. La pasada semana se celebró la primera cerca de Montpellier (Francia).

 

Las acciones se llevan a cabo en paralelo en las regiones de los tres países del sudoeste europeo: Galicia, La Rioja, Castilla y León y Castilla-La Mancha, en España; Alentejo y Norte, en Portugal; y Languedoc-Rosellón, en Francia. Estas regiones han sido identificadas por su implicación tanto a nivel económico como social del sector vitivinícola. En el consorcio formado hay dos tipos de socios: aquellos representativos del sector empresarial y los procedentes del área científico-técnica y de investigación en este campo. A través de Winetech se pretende crear una Red Interregional de Servicios de Promoción de Investigación en este sector productivo. La red, según sus promotores, quiere establecer una conexión entre la demanda y la oferta tecnológica, lo que permitirá realizar análisis que proporcionarán un conocimiento de las necesidades específicas. Paralelamente a la elaboración de las entrevistas, las entidades participantes han identificado a los investigadores con experiencia e interesados en colaborar con las bodegas. La iniciativa cuenta con 1'6 millones de presupuesto y de cada región deberán surgir como mínimo cuatro preproyectos en las que se desarrollen diferentes acciones.