Ciencia Guatemala , Guatemala, Jueves, 12 de abril de 2018 a las 07:20

Encuentran que ciertos antibióticos tópicos actúan contra el herpes, la gripe o el Zika

Aunque el efecto es solo transitorio, la forma en que los aminoglucósidos activan las defensas antivirales se podría imitar para crear nuevos fármacos de amplio espectro

CGP/DICYT Investigadores del Instituto Médico Howard Hughes, de la Universidad de Yale (Estados Unidos) y de la Universidad Médica Wakayama (Japón) han descubierto, en un estudio realizado en ratones, que ciertos antibióticos tópicos que se utilizan para tratar infecciones bacterianas estimulan las células del huésped, creando un estado antiviral que reduce la vulnerabilidad a infecciones por herpes, gripe o Zika.


Los antibióticos son ampliamente utilizados para tratar infecciones bacterianas en humanos, sin embargo, sus efectos directos sobre las células huésped –es decir, las células infectadas-son aún poco conocidos.


Algunos antibióticos, en concreto, los aminoglucósidos, se utilizan principalmente en hospitales para tratar infecciones bacterianas graves debido a su elevada toxicidad, y también como medicamento tópico –aquel que se aplica directamente cobre la piel- para tratar infecciones orales, oculares y de oído.


Según el trabajo liderado por Akiko Iwasaki , de la Universidad Médica Wakayama, el uso tópico de aminoglucósidos en la vagina y la nariz antes de la infección viral aumenta la resistencia del huésped al virus del herpes simple, al de la gripe A y al Zika. Este antibiótico actuaría directamente sobre las células del ratón y no dependería de la microbiota del animal.


Los investigadores han encontrado que los aminoglucósidos hacen que las células dendríticas -las "centinelas" del sistema inmune- secreten proteínas, induciendo la resistencia antiviral en las membranas mucosas vaginal y pulmonar.


Sin embargo, este efecto solo se muestra cuando los antibióticos se administran antes de la infección viral. Además, el efecto es transitorio, por lo que el uso de aminoglucósidos para tratar infecciones virales no estaría justificado, aunque los ungüentos que contienen aminoglucósidos puedan proporcionar cierta protección contra los virus como beneficio secundario.


Por el contrario, el estudio, publicado en ‘Nature Microbiology’, destaca cómo los antibióticos pueden afectar directamente a los órganos del paciente y revela una forma nueva e inesperada de activar las defensas antivirales. Estos hallazgos podrían ayudar al desarrollo de nuevos compuestos, más potentes y menos tóxicos, que pueden imitar el efecto aminoglucósido para actuar como antivirales de amplio espectro.

 

 

 

Referencia bibliográfica
Gopinath, S. et al. (2018). “Topical application of aminoglycoside antibiotics enhances host resistance to viral infections in a microbiota-independent manner”. Nature Microbiology