Ciencia Costa Rica , Costa Rica, Viernes, 11 de enero de 2013 a las 10:12

Erupciones freáticas en volcán Poás

Según los expertos, han venido ocurriendo en el lago ácido del Poás en forma esporádica desde el año 2006, cuando inició un nuevo ciclo de actividad freática

UNA/DICYT El pasado 27 de octubre de 2012, se produjo la última una erupción freática en el lago ultra-ácido del volcán Poás, de moderada energía, fue registrada por los sismógrafos del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica, de la Universidad Nacional (OVSICORI-UNA), ubicado en la cima del coloso. Esta erupción produjo la eyección de agua, sedimentos ricos en azufre y fragmentos rocosos fuera del lago, así como un spray de aerosoles volcánicos que se dispersaron en la atmósfera y se depositaron sobre la superficie de vegetación, el suelo y la infraestructura, en las cercanías del cráter activo.

 

Geoffroy Avard, vulcanólogo del OVSICORI-UNA, indicó que la pluma blanca de vapor generada por esta erupción, que se elevó varios cientos de metros, fue observada por algunos guardaparques. “A las 11.20 horas se presentó una pequeña erupción freática que también fue registrada por los sismógrafos. Estas son las dos únicas señales correspondientes a erupciones freáticas, que se pueden reconocer en los registros sísmicos del OVSICORI-UNA, de acuerdo con la revisión y el análisis detallado de los sismogramas del sábado 27 y el domingo 28 de octubre”, destacó.

 

Agregó que las erupciones freáticas han venido ocurriendo en el lago ácido del Poás en forma esporádica, desde el año 2006, cuando inició un nuevo ciclo de actividad freática, luego del ciclo freático previo de 1994. El ciclo iniciado en el 2006, continúa hasta el día de hoy. En el 2012 varias erupciones freáticas se han presentado hasta hoy con un periodo de calma, entre el 5 de agosto y el 18 de octubre.

 

Antecedentes recientes

 

El jueves 18 de octubre, se logró constatar la ocurrencia de precipitación atmosférica de partículas finas blanquecinas salinas en el área del parqueo, el Centro de Visitantes y las inmediaciones del Mirador.

 

Según Avard, este material fue eyectado desde el lago por erupciones freáticas moderadas que ocurrieron en la noche del 17 de octubre y las primeras horas del 18 de octubre, de acuerdo con varios registros sísmicos. Las mediciones de temperaturas y pH muestran que la temperatura aumentó de ~46°C hasta más de 51°C entre el 1 de agosto y el 29 de octubre, y el pH bajó de 0.08 a -0.26 entre el 1 de agosto y el 5 de octubre.

 

“Los valores dependen del equilibro entre el aporte hidrotermal y el componente atmosférico por la entrada de lluvia al lago. Además, se observa en este periodo de actividad hidrotermal un exceso de sulfuro de hidrógeno, H2S disuelto en el agua del lago. En la primera mitad de octubre 2012, los funcionarios del Parque Nacional reportaron percibir fuertes olores de sulfuro de hidrógeno, H2S, en las inmediaciones de la casa de guardaparques, el parqueo y el Mirador”, explicó Avard.

 

Las fluctuaciones en la actividad hidrotermal en el lago, observadas en octubre, no se reflejan en el nivel de actividad hidrotermal en el criptodomo: Las temperaturas de las fumarolas se mantienen bajas entre ~95°C (parte baja del criptodomo) y ~200°C (parte alta del criptodomo).