Ciencia España , España, Miércoles, 31 de enero de 2018 a las 09:23

España se suma con más de 1.000 actividades a la celebración del Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Numerosas instituciones y colectivos se movilizan organizando actividades del 1 al 15 de febrero para visibilizar la labor de la mujer en la ciencia y fomentar la vocación científica en las niñas

11F/DICYT La segunda edición de la Iniciativa 11 de Febrero, que se celebrará del 1 al 15 de Febrero de 2018, acogerá más de mil actividades, de ellas aproximadamente 800 en centros educativos de toda la geografía española. Conscientes de que el aula es un ámbito muy importante en el que combatir la brecha de género en ciencia y tecnología, la iniciativa ha hecho un esfuerzo especial para unir los ámbitos científico y educativo. Miembros de la comunidad científica, en su mayoría mujeres investigadoras, impartirán en los centros educativos cerca de 700 charlas y talleres. A éstas se suman más de un centenar de actividades organizadas por el personal docente de muchos centros, los Centros 11F.

 

Además de los centros educativos a la iniciativa se han sumado numerosos espacios: centros de investigación, universidades, museos y centros culturales, empresas tecnológicas, bibliotecas y librerías e incluso bares. Para conocer las actividades se puede consultar la agenda de la web, realizar búsquedas específicas o seguir los hashtags #agenda11F y #actividades11F. Encontramos exposiciones, cuentacuentos, mesas redondas, talleres, editatones, citas con científicas, programas de radio o visitas a los laboratorios entre otras actividades. Las librerías están invitadas a decorar sus escaparates con libros que visibilicen a mujeres científicas y a compartir las fotos en redes sociales con el hashtag #librerias11F.

 

En 2015 la ONU proclamó el 11 de febrero Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia con el objetivo de romper las barreras que encuentran las mujeres y las niñas en el ámbito científico. En 2016 nace en España la iniciativa 11 de Febrero para promover la realización de actividades que conmemoren esta fecha, den visibilidad a la mujer científica y fomenten el interés de las niñas por la ciencia y la tecnología. Estas actividades son organizadas por la comunidad científica y educativa, las instituciones y la ciudadanía en general.


En la primera edición de la iniciativa en febrero de 2017 se organizaron cerca de 350 actividades en toda España y algunas ciudades en el extranjero que cuentan con una importante presencia de científicos y científicas españoles.


Barreras que encuentran mujeres y niñas en el ámbito científico

 

La poca visibilidad de las mujeres científicas y la existencia de estereotipos producen sesgos involuntarios en la evaluación de los méritos de las mujeres y poco interés en las ciencias por parte de las jóvenes. En España, mientras que el 38% de los chicos optan por estudiar carreras de ciencia, ingeniería, matemáticas o arquitectura (STEM), sólo el 15% de las chicas lo hacen.

 

A los seis años las niñas empiezan a asociar brillantez con masculinidad. Más adelante, en la adolescencia, las chicas sienten mayor ansiedad hacia las matemáticas que los chicos y muestran menos seguridad en sus habilidades, especialmente en las asignaturas de ciencias. Esta menor autoestima afecta a la elección de estudios e incluso a su rendimiento. Además, las chicas carecen de roles femeninos en el ámbito de la ciencia y la tecnología. El material educativo y los medios de comunicación contribuyen a invisibilizar las contribuciones de las mujeres de forma general, pero en mayor medida en ciencias y tecnología.

 

La baja presencia femenina en los puestos superiores de la carrera científica no es simplemente una consecuencia de la tardía incorporación de la mujer a este ámbito. En la actualidad las mujeres siguen encontrando más problemas para promocionar a lo largo de su carrera científica, y la abandonan en mayor medida que los hombres. La crisis económica ha afectado negativamente, aumentando por ejemplo la desigualdad en el acceso a plazas de personal científico funcionario.

 

La desigualdad en el porcentaje de alumnas y alumnos que cursan carreras de física, ingeniería o informática entre otras, tampoco parece que sea cuestión de tiempo. Lejos de aumentar en algunas de estas carreras el porcentaje de chicas está disminuyendo, siendo el caso más llamativo el de la informática. Mientras que en los años 80 el porcentaje de mujeres matriculadas en el grado de informática en las universidades españolas era aproximadamente un 30% del total, actualmente es tan sólo el 12%.