Ciencia Ecuador , Galápagos, Jueves, 15 de abril de 2010 a las 13:43

Especies pelágicas son investigadas en la Reserva Marina de Galápagos

Los técnicos buscan establecer una base de datos sobre los marlines para aplicar un adecuado manejo de este recurso

DPNG/DICYT La Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG), con el apoyo del científico Michael Domenier, ejecutó un programa de marcaje de la especie marlín rayado (Makaira mazara), a fin de obtener información sobre especies pelágicas grandes que se mueven dentro de la Reserva Marina de Galápagos (RMG). En este viaje, que duró 15 días, participaron miembros de la DPNG, FCD y Sector Pesquero de Galápagos. Se lograron colocar dispositivos de recolección de datos a 31 individuos. 

 

El procedimiento aplicado para la captura de los marlines es el autorizado, utilizando un arte permitido (caña) con un anzuelo biodegradable. Se los subía a la cubierta de la embarcación para la colocación de la marca; y mientras duraba el procedimiento de colocación del dispositivo, se cubría la cabeza del pez y se le suministraba agua de mar a través de una manguera hasta sus branquias para evitar que se ahoguen.

 

En este viaje se emplearon tres tipos de marcas que fueron implantadas a los marlines: La marca de archivo, que se implantó en el estómago del pez a través de una microcirugía; permite recolectar información sobre la profundidad a la que nadan, los lugares a los que se desplazan y la temperatura del agua que prefieren.

 

Otro dispositivo utilizado, fue la marca satelital, que se instala donde empieza la aleta dorsal del marlín y emite señales satelitales cuando el pez sale a la superficie. Los datos que transfiere esta marca están relacionados con sus desplazamientos; y también se usó la marca dorsal, que se coloca en el dorso de los marlines que por su tamaño, peso o agresividad no pueden ser subidos a la cubierta del bote. Cuando este dispositivo se cae del pez, por cualquier razón, emite señales de su ubicación y los técnicos pueden recuperar hasta un 90% de la información recolectada por esta marca, mientras estuvo adherido al marlín.

 

Con los datos que se recopilen de las marcas implantadas, se conocerá los movimientos migratorios, zonas de permanencia, de reproducción y crecimiento de esta especie, que al igual que la mayoría de los picudos están considerados sobreexplotadas. Esta información servirá de base para establecer medidas de manejo y conservación de este recurso dentro de la Reserva Marina y se analizará la posibilidad de replicar esta experiencia en otras especies pelágicas grandes que se encuentran en la RMG