Ciencia Perú , Perú, Lunes, 26 de marzo de 2012 a las 11:30

Estudian enfermedades cardiovasculares en pacientes que reciben hemodiálisis

La prevalencia de enfermedad cardiovascular en la población analizada es del 81’6%

UNMSM/DICYT Con el fin de obtener los datos exactos y determinar cuáles son los factores asociados a la morbilidad y mortalidad cardiovascular en los pacientes con Enfermedad Renal Crónica Terminal (ERCT) que reciben Hemodiálisis (HD), Katia Marisa Bravo Jaimes –egresada de la EAP de Medicina Humana de la Facultad de Medicina de San Fernando de la Universidad Nacional Mayor San Marcos (UNMSM) sustentó su tesis para optar el título de médico cirujano.

 

Para realizar el estudio, Bravo Jaimes practicó ecocardiografías (ecografías al corazón) a una población de 103 pacientes adultos que recibían hemodiálisis en el Centro Nacional de Salud Renal (CNSR), entre julio a diciembre de 2010; luego les efectuó un seguimiento bajo un diseño de estudio analítico, observacional y longitudinal durante todo el año 2011, pudiéndose observar y registrar las características que presentaban los pacientes y si al final del seguimiento continuaban con vida, se habían hospitalizado o fallecido.

 

Todo esto teniendo en cuenta las variables dependientes morbilidad y mortalidad cardiovascular (definidas tomando sus expresiones como enfermedad coronaria, cerebrovascular, vascular periférica; cardiomiopatías y disrritmias ventriculares). Entre otros de los factores que estuvieron contemplados se pueden mencionar a las comorbilidades como la Hepatitis B y C, la incapacidad para movilizarse, el VIH y el cáncer; además de otras enfermedades asociadas.

 

La tesis de Bravo –que se considera el primer estudio que se ha realizado en el Perú en cuanto a enfermedades cardiovasculares en pacientes en hemodiálisis– se denomina: Factores asociados a la morbilidad y mortalidad cardiovascular en pacientes con enfermedad renal crónica terminal que reciben hemodiálisis en el Centro Nacional de Salud Renal. Fue sustentada en el Paraninfo de la mencionada Facultad, el 28 de febrero, y obtuvo 19 de calificación con mención de publicación.

 

Asimismo, parte de los objetivos específicos de la investigación fue describir el perfil demográfico, clínico y bioquímico de los pacientes con ERCT en el Centro Nacional de Salud Renal (CNSR), determinar las tasas de morbilidad y mortalidad cardiovascular e identificar los factores asociados a ellas en esta población.

 

Como conclusiones mencionó que “La prevalencia de enfermedad cardiovascular en la población estudiada fue de 81.6%, cuyos factores asociados a ella fueron la edad, hipertensión arterial y el flujo sanguíneo efectivo. La morbilidad cardiovascular fue del 12.6%, los factores asociados a ella fueron la edad y la circunferencia abdominal mayor a 90 cm en varones. La tasa de mortalidad cardiovascular fue del 3.8”. Aclaró también que se requiere un mayor tiempo de seguimiento para evaluar morbilidad y mortalidad con mejor precisión.

 

“Es muy fácil soñar, pero es difícil despertar; sin embargo, finalmente las ideas no van a morir; si quieren investigar que lo hagan; los medios al final se consiguen, la gente te apoya siempre y cuando sea una buena idea”, agregó la nueva doctora sanmarquina.

 

El jurado calificador que evaluó la presentación y la sustentación de la tesis estuvo compuesto por los doctores César Pastor y Edulfo Romero Lino. Los asesores fueron la Dra. Vilma Santiváñez García de Andrade y el Dr. Álvaro Whittembury Vlásica.