Ciencia Nicaragua , Nicaragua, Lunes, 21 de noviembre de 2016 a las 10:27

Estudiantes de la UCA analizan fuentes de agua en La Barranca y La Orilla

Por medio de visitas al sitio, reuniones y capacitaciones, los (as) estudiantes trabajaron con el Comité de Agua Potable y Saneamiento (CAPS) que funciona en la comunidad

UCA/DICYT Habitantes de las Comunidades La Barranca y La Orilla, ubicadas en Nandaime-Granada, recibieron los resultados de una valoración de fuentes de agua realizada por estudiantes de Ingeniería Ambiental de la Universidad Centroamericana (UCA), quienes durante la clase de Hidrogeología y a través del Servicio Social trabajaron para dar recomendaciones a la población sobre el funcionamiento del sistema comunitario de agua potable.


Por medio de visitas al sitio, reuniones y capacitaciones, los (as) estudiantes trabajaron con el Comité de Agua Potable y Saneamiento (CAPS) que funciona en la comunidad, esta organización de pobladores locales es la encargada de la administración del pozo que abastece a aproximadamente 3.000 personas en la zona.


Elizabeth Peña, docente de la Facultad de Ciencia, Tecnología y Ambiente, destaca que el proyecto, enfocado en la metodología aprendizaje-servicio de la UCA, demostró la necesidad de construir un nuevo pozo en la zona, puesto que el existente ya cumplió con su expectativa de vida útil. De igual forma, durante las visitas se reconoció la existencia de algunos árboles que representaban un riesgo para el buen funcionamiento del CAPS, por lo que se procedió a trabajar en conjunto con la Alcaldía y el Instituto Nacional Forestal para proceder a su tala de forma responsable y controlada.


A la entrega de los resultados asistieron algunos miembros del CAPS, quienes destacaron la importancia del trabajo realizado por los(as) jóvenes, quienes desde sus conocimientos adquiridos hicieron recomendaciones acertadas y que serán de buen beneficio para las localidades.


“Teníamos una cantidad de árboles cerca del recinto que no sabíamos que nos estaban perjudicando. Por medio de las recomendaciones que nos dieron hicimos enlace logramos resolver esa situación y pensamos que con este aporte vamos a trabajar mejor”, mencionó Luis Alberto Calero, fiscal del CAPS.


Para Iselma Flores, estudiante de tercer año de Ingeniería en Calidad Ambiental, el involucrarse de lleno con la comunidad fue una experiencia positiva en su formación integral, con el valor agregado de devolverle algo a las comunidades sobre la base de una necesidad existente a la que se dio respuesta.