Ciencia Ecuador , Galápagos, Jueves, 26 de enero de 2012 a las 11:54

Estudios revelan la existencia de híbridos de tortugas extintas

La especie tortugas gigantes de la isla Floreana se la consideraba extinta desde hace más de 150 años, pero los últimos estudios genéticos evidencian la existencia de numerosos individuos híbridos

DPNG/DICYT La Dirección del Parque Nacional Galápagos, en conjunto con científicos de la Universidad de Yale, Estados Unidos, realizaron un monitoreo de la población de tortugas del volcán Wolf, en la isla Isabela, con el propósito de tomar muestras de sangre de todos los individuos encontrados, en busca de tortugas puras o híbridas con genes de la especie de la isla Pinta, especie a la que pertenece el Solitario Jorge.

 

En el monitoreo se logró muestrear más de 1700 individuos de todas las edades y cuando los científicos de la Universidad de Yale como parte de sus compromisos adquiridos con la DPNG a través del memorando de entendimiento que existe entre estas dos instituciones, realizaban los análisis genéticos en busca de tortugas de Pinta, sorprendentemente, se encontraron con decenas de tortugas con diferentes porcentajes de genes de Chelonoidis elephantopus la especie que se había declarado extinta en la isla Floreana hace más de 150 años.

 

“En algunos casos se encontró individuos híbridos con altos contenidos de genes del linaje de Floreana, lo que nos hace suponer que probablemente existe uno o algunos padres originarios de Floreana y ahora están viviendo en algún lugar de volcán Wolf en la isla Isabela. Ahora estamos analizando la posibilidad de iniciar un programa de crianza en cautiverio para revivir la especie y repoblar Floreana con tortugas propias de dicha isla”. Explicó Washington Tapia, responsable del Departamento de Conservación y Desarrollo Sustentable.

 

Existe evidencia documental que en la época de los balleneros y piratas, la tripulación de los barcos llevaba tortugas de las diferentes islas como fuente de alimentación para sus largas travesías y usaba algunas áreas frente a Volcán Wolf como sitios de descanso antes de salir del archipiélago y por exceso de carga probablemente, muchas tortugas eran abandonas en este sitio, por lo que finalmente, se convirtió en un lugar donde se compiló tortugas de las diferentes especies del archipiélago. Aunque la presencia de piratas y balleneros fue nefasta para las islas, una de estas acciones permitió que hoy se encuentren tortugas híbridos con genes de la especie de Floreana.

 

En Galápagos existían 14 especies de tortugas gigantes. Dos de ellas, la de la isla Floreana y Santa Fe, desaparecieron por depredación humana, y una más, la de la isla Fernandina por erupciones volcánicas. Las otras once, están repartidas en todo el archipiélago y gracias a los programas de crianza en cautiverio sus poblaciones actualmente se están recuperando.