Ciencia Chile , Chile, Viernes, 09 de abril de 2010 a las 16:20

Experto advierte: la nueva medida de “Restricción vehicular ya no tiene efecto en la Región Metropolitana”

Según el modelo de pronóstico de episodios de contaminación de la Universidad de Santiago de Chile

USACH/DICYT El doctor en Física y académico de la Universidad de Santiago de Chile (Usach), Patricio Pérez, aseveró que la medida de restricción vehicular, no tendría mayor incidencia debido a la poca fracción de automóviles que circula en Santiago sin convertidor catalítico. Además, hizo un llamado a las nuevas autoridades ambientales para que consideren el modelo de pronóstico de episodios de contaminación de la Usach.


El Gobierno aplicará una restricción vehicular de dos dígitos para automóviles catalíticos en preemergencia ambiental para este otoño e invierno en la Región Metropolitana, la mitad de los que adoptó el año pasado la administración anterior. Así lo informó el ministro de Transportes, Felipe Morandé, quien junto a autoridades medioambientales y de salud dieron a conocer el Plan de Gestión de Episodios Críticos, cuya vigencia será desde el 1 de abril hasta el 31 de agosto de 2010.

A juicio del coordinador del Centro Meteorológico Ambiental del Departamento de Física de la Universidad de Santiago de Chile, Patricio Pérez, la disposición anunciada por el gobierno de Piñera no tendrá “mucho efecto debido a la poca fracción de automóviles sin convertidor catalítico que se encuentran en circulación en la Región Metropolitana. No es un porcentaje significativo”, afirmó.

Para el experto de la Usach, estas medidas no son positivas ni ayudarán en la descontaminación, si no hay certeza de que la preemergencia está bien decretada. “Si la meta es disminuir significativamente la contaminación por partículas, la restricción vehicular para catalíticos en situaciones de preemergencia no va a tener un efecto significativo porque las preemergencias no son numerosas y porque no siempre es posible pronosticarlas correctamente. Y cuando la medida se toma, el episodio crítico ya pasó, por lo tanto la efectividad es bastante relativa”, señaló Pérez.

Certezas e incertezas

Cabe recordar las diferencias que hubo el año pasado entre la autoridad ambiental y los expertos de la Usach, cuyo modelo Neuronal de Pronósticos tendría mayor certeza a la hora de prever episodios críticos.

Consultado por el polvo en suspensión generado por las demoliciones y el transporte de escombros producto del terremoto, el experto señaló que “puede que influya en el aumento del material particulado en las zonas cercanas a las estaciones de monitoreo del aire. Afortunadamente el polvo en suspensión que se genera en este tipo de actividad es grueso, puede influir en el PM 10, y no en el PM 2,5, que es el más dañino para la salud”.

Finalmente, Patricio Pérez manifestó su intención de reunirse con las nuevas autoridades ambientales. “Nosotros tenemos algunas diferencias acerca de cómo se va a manejar nuevamente el sistema de pronósticos de episodios críticos de contaminación. Nuestra visión es crítica y espero que las debilidades del sistema actual no afecten tan dramáticamente los efectos de la calidad del aire que vamos a enfrentar” concluyó.