Ciencia España , Salamanca, Miércoles, 19 de octubre de 2011 a las 14:58

Expertos prevén un gran desarrollo de los robots que prestan servicios y son capaces de aprender

Salamanca acoge varios congresos simultáneos de inteligencia artificial en los que se abordan temas como el análisis computacional de las redes sociales para predecir revueltas sociales

JPA/DICYT Más de 200 participantes procedentes de empresas, centros tecnológicos y universidades de unos 40 países se dan cita en Salamanca en cuatro congresos simultáneos que tratarán de analizar en los próximos días las novedades más destacadas en el campo de la inteligencia artificial. Las líneas de investigación en este sector de la Informática son muy diversas: desde el análisis computacional de las redes sociales de internet, que podría servir para predecir movimientos sociales, hasta la robótica, que gracias al desarrollo de la inteligencia artificial logrará robots capaces de aprender y que parece orientarse a la prestación de servicios sociales, según han explicado los expertos.

 

Emilio Corchado, profesor del Departamento de Informática y Automática de la Universidad de Salamanca y presidente de los congresos, asegura que el objetivo de estas citas es "analizar y poner en común las últimas tendencias y novedades en inteligencia artificial". Por ejemplo, "tenemos modelos bioinspirados, es decir, a partir de la naturaleza o de la biología se aplican como modelos computacionales que nos sirven para resolver problemas reales del mundo de la industria", ha señalado en declaraciones recogidas por DiCYT.

 

Las redes sociales de internet constituyen otra línea de investigación importante en inteligencia artificial, ya que si se desarrollan los sistemas adecuados, se podrían analizar "grandes flujos de datos que nos pueden permitir detectar aspectos relevantes en el campo de la ciberseguridad", indica Corchado. "Sería muy interesante tener herramientas que nos sirviesen para identificar grandes revueltas sociales sobre la base de que la población está enviándose mensajes de un determinado tipo", lo que "permitiría detectar situaciones extrañas desde el punto de vista de la seguridad y anticiparse a situaciones peligrosas", indica.

 

Robótica

 

El mundo de la robótica será otro de los protagonistas en los próximos días, ya que "es uno de los grandes retos de la inteligencia artificial", afirma Senén Barro, investigador y ex rector de la Universidad de Santiago de Compostela que tiene previsto hablar sobre la capacidad de aprendizaje de los robots. La inteligencia de los robots irá más allá de la programación directa, es decir, de explicar en el código todo lo que debe hacer. Los informáticos serán capaces de incluir "competencias de aprendizaje para que el robot pueda mejorar sus prestaciones a medida que se desenvuelve en el desarrollo de una tarea".

 

"La robótica mueve en el mercado miles de millones de euros, tiene un desarrollo creciente, sobre todo en el campo de los servicios personales en los próximos 10 ó 20 años", apunta. Ya en 2008 se vendieron casi un millón de aspiradoras robotizadas, recuerda. "Son robots muy simples, pero tienen sensores y se mueven de forma autónoma para limpiar una casa. De ellos evolucionaremos a robots más complejos en las tareas que pueden desarrollar. Se van a poder adaptar al medio y al usuario y para ello el robot tiene que ser capaz de aprender explorando el entorno y por demostración", asegura el experto, es decir, "a través de lo que un usuario pueda enseñarle en un momento dado".

 

La variedad de tareas que podrán asumir es enorme, desde robots que cortan el césped a robots asistenciales para atender a personas mayores o personas con discapacidad, pasando por robots que pueden manipular sustancias peligrosas u objetos delicados o robots médicos. "Habitualmente sólo pensamos en el robot humanoide, que es un tipo de robot, pero la mayor parte no necesitan parecerse a un ser humano, ni caminar ni manipular objetos como lo haría una persona", indica.

 

Actuaciones en el entorno

 

Lo que sí necesitan es tomar medidas del entorno a través de sensores (ese entorno pueden ser personas a las que monitorizar), analizar los datos y "para que sea un robot tiene que realizar actuaciones sobre ese medio", señala, tareas de manipulación, transmisión de información o control de algunas variables.

 

Actualmente, los robots industriales constituyen el gran mercado, "pero se acentuarán más los robots de servicio", destaca Senén Barro. En España, apenas un 2% de la robótica instalada en empresas es tecnología nacional, pero "hay una evolución creciente" y algunos grupos de científicos trabajan en la "frontera de la robótica", de manera que la investigación española tiene un "buen nivel internacional".

 

Imitando la evolución de Darwin


Un aspecto muy diferente es el que ha expueto Francisco Herrera, especialista de la Universidad de Granada, que realizará un repaso histórico de cómo la Informática ha imitado los modelos de evolución de Darwin, especialmente en el campo de la inteligencia artificial. "Se diseñan técnicas computacionales que imitan a la naturaleza para resolver problemas", afirma. En este ámbito hay muchas líneas de investigación sorprendentes desde las cadenas de montaje en una fábrica de coches hasta la información bancaria, que es un proyecto en el que trabaja el equipo de Herrera en Granada. "En el ámbito bancario, buscamos las reglas de comportamiento de los clientes cuando firman una hipoteca", señala.

 

Los congresos que se celebran de forma simultánea son el 'Third World Congress on Nature and Biologically Inspired Computing' (NaBIC 2011), el 'Seventh International Conference on Next Generation Web Services Practices' (NWeSP 2011), el 'Third International Conference on Computational Aspects of Social Network' (CASoN 2011) y el 'International Conference on European Transnational Education' (ICEUTE 2011). Su organización corre a cargo de la Fundación General de la Universidad de Salamanca, en colaboración con el grupo de investigación BISITE de la Universidad de Salamanca y otras entidades, como IEEE Sección España, IEEE SMC-Capítulo Español, IT4Innovation Center of Excellence y la iniciativa Europea MIR LAB.