Ciencia México , México, Martes, 13 de septiembre de 2016 a las 16:49

Exploran nuevas terapias para la artritis reumatoide

Investigadores estudian la participación de los péptidos antimicrobianos en el desarrollo y progresión de dicha enfermedad

CONACYT/DICYT Con el objetivo de proponer nuevas terapias para el tratamiento de artritis reumatoide, un grupo de investigadores de la Unidad de Investigación Biomédica de Zacatecas (UIBMZ) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en coordinación con la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) y la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), estudia la participación de los péptidos antimicrobianos en el desarrollo y progresión de dicha enfermedad.

 

El proyecto de investigación es asesorado por la doctora Mariana Haydee García Hernández y el doctor José Antonio Enciso Moreno, de la UIBMZ IMSS, ambos miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en colaboración con la doctora Diana Patricia Portales Pérez, de la UASLP, y la doctora Susana Godina, de la UAZ.

 

art 1609En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, la doctora Mariana García expuso que para el desarrollo de este proyecto, el equipo de investigadores obtuvo recurso a través del Concurso de Apoyo Financiero para el desarrollo de protocolos de investigación y desarrollo tecnológico sobre temas específicos de los temas prioritarios de investigación en salud, del IMSS, el 2 de enero de 2013.

 

Por su parte, la estudiante de maestría en ciencias farmacobiológicas, Gwendolyne Méndez Frausto, quien realiza su tesis de maestría dentro de este proyecto de investigación, destacó la importancia del estudio de las variables que participan en el desarrollo de la artritis reumatoide.

 

“La artritis reumatoide es un importante problema de salud, debido a la discapacidad que causa en los pacientes; sin embargo, aún no se conoce exactamente qué factores la provocan y cuál es el desencadenamiento que conlleva la enfermedad en su desarrollo”, manifestó.

 

La también becaria Conacyt describió que la primera etapa del estudio se llevó a cabo a través de modelo murino —cepas de ratones—, al cual se le indujo la artritis por medio de colágeno tipo 2. “Seleccionamos los modelos murinos porque son los más parecidos a la manifestación de artritis reumatoide en el ser humano. Comparten características como la inflamación, infiltración de células, degradación de cartílago y deformidad del hueso”, explicó.

 

Posteriormente, el equipo evaluó la participación de los péptidos antimicrobianos, los cuales son producidos por algunas células infiltradas en la cavidad sinovial de la articulación. “Encontramos que los péptidos tienen una actividad algunas veces proinflamatoria y otras veces antiinflamatoria. Esto depende de los receptores a los que se una”, expuso.


Péptidos y artritis

 

QFB Gwendolyne Mendez 4Gwendolyne Méndez añadió que el análisis de los péptidos se hizo con el fin de asociarlo con la infiltración celular, la degradación del cartílago y la erosión ósea y conocer su papel en la progresión o inhibición del desarrollo de artritis.

 

“Para esto, realizamos técnicas de inmunohistoquímica para saber en dónde se encontraban los péptidos. Dividimos la enfermedad en tres etapas: inicio, en donde se empieza a manifestar la inflamación; pico, en donde hay un daño significativo, con eritema e inflamación; la última, remisión, en donde se disminuye la inflamación”.

 

La químico farmacéutico bióloga declaró que se encontró una asociación entre el incremento de las enzimas metaloproteasas —encargadas de degradar el cartílago— y el incremento de la expresión de los péptidos de tipo CRAMP, lo que incrementa la expresión de la enfermedad.

 

“Esto nos da una idea de la contribución de estos péptidos a la artritis. Nuestra hipótesis sería que si bloqueamos ese péptido, o intentamos hacer un anticuerpo que bloquee esos péptidos, evitaría el desarrollo de la artritis. Esa es la etapa siguiente de nuestro proyecto, estamos seguros de que cualquier información que descubramos sobre esta enfermedad es importante y significa un avance más para entenderla”, concluyó.