Ciencia México , Hidalgo, Martes, 20 de octubre de 2009 a las 11:06

Guantes dan voz a personas con discapacidad

Una empresa mexicana diseña un software que a través del uso de guantes permite a las personas con discapacidad oral o auditiva emitir voz y comunicarse con quienes no usan el lenguaje de señas

Agencia ID/DICYT En México existen 1'8 millones de personas con alguna discapacidad, de las cuales 20 por ciento no puede comunicarse a través de la voz debido a su condición, por lo que deben usar el lenguaje de señas, el cual no les permite una inclusión social completa, sino relacionarse únicamente con quienes aprendieron a “hablar” con las manos.

 

Para dar voz a ese sector de la población, e incrementar sus posibilidades de encontrar un empleo o incorporarse a la vida académica, la empresa mexicana Soft Casstec diseñó un software que con apoyo de unos guantes de lycra comunicados a través de bluetooth a una computadora, permite a las personas con discapacidades orales o auditivas emitir voz y comunicarse con quienes no usan el lenguaje de señas. “El audio sale de la computadora gracias al software que permite emular una voz femenina o masculina, así es como puedes escuchar y comprender lo que quiere decir la persona que usa los guantes”, comentó Víctor Bautista, director de la empresa.

 

Cuando una persona se coloca los guantes y realiza una seña, ésta es convertida por el software en voz y puede ser escuchada por cualquier persona. El software reconoce 4 mil 220 frases precargadas, pertenecientes al lenguaje universal de señas y puede ser programado por el usuario para agregar las que sean necesarias, ya que su capacidad depende de la memoria con que cuente el equipo.

 

De acuerdo con el empresario, el software, denominado SIRO (Sistema Integral de Rehabilitación Oral y Auditiva), tiene múltiples aplicaciones para las personas sordas: aprender el lenguaje, el idioma español (en caso de que sólo conozcan el lenguaje universal de señas) y crear señas personalizadas para comunicarse”. El programa, cuyo desarrollo llevó cinco años de trabajo y una inversión mayor a los 11 millones de pesos, también permite al usuario crear sus propias señas e incluso un lenguaje propio, esto es posible gracias a una herramienta denominada Módulo de Señales Independientes.

 

 

Con este Módulo es posible crear señas específicas para referirse a las personas por su nombre, pues en el lenguaje de señas no existen ademanes específicos para ello. “Los nombres propios: Víctor, Carlos, José Luis no existen en el lenguaje de señas. Para que un sordo, por ejemplo, pueda referirse a una persona tiene que escribir su nombre en papel o deletrearlo con señas.

 

Con el sistema, el usuario puede referirse a un nombre con una señal personalizada. Puedes decirle al sistema: si levanto mi dedo pulgar e inclino mi mano, significa Víctor Bautista, esta seña quedará registrada en el sistema”, comentó el empresario. También, dijo que SIRO puede servir para que una persona que perdió la capacidad de habla por alguna enfermedad pueda crear su propio lenguaje de señas y comunicarse gracias al agente de voz.

 

 

El Sistema funciona en la plataforma Windows y requiere de una PC o Lap Top con al menos 2 gigabytes de memoria RAM. Hoy en día se está trabajando para que “SIRO sea instalado en una PDA (computadora de mano), lo que daría a los usuarios una mayor comodidad”.

 

 

SIRO puede adquirirse de forma individual o como un laboratorio de 16 posiciones.“El costo de un laboratorio fluctúa en alrededor de 3.5 millones de pesos (270 mil dólares). Un par de guantes y el software cuesta alrededor de 13 mil dólares.” Además de los guantes y software, cada laboratorio incluye mobiliario individualizado, así como equipo complementario para que las instituciones o empresas que deseen incorporar a grupos de sordos, obtengan la capacitación de esta tecnología fácilmente.

 

 

Una de las principales metas de Soft Casstec es “romper paradigmas” e incidir en el sistema educativo mexicano mediante la inclusión de SIRO en planes y programas de estudios innovadores, pues “creemos que con este desarrollo las personas sordas podrían aprender el español a temprana edad, y no esperar a tener más edad para que puedan comunicarse”, concluyó.