Ciencia Perú , Perú, Martes, 19 de junio de 2018 a las 14:28

Hallan geoglifos anteriores al periodo Nasca

La ministra de Cultura verificó el avance en las investigaciones y trabajos de restauración de las figuras

Ministerio de Cultura/DICYT La ministra de Cultura, Patricia Balbuena, viajó este fin de semana a la región Ica, donde recientemente se hallaron nuevos geoglifos, ubicados en las mesetas y laderas de la provincia de Palpa, los cuales son aproximadamente 500 años anteriores a los que se encuentran en el desierto de Nasca, por lo que revelan que los Nasca heredaron esta tradición de sus antecesores, los Paracas.

 

“Muchas de las figuras descubiertas estaban escondidas, tapadas y en riesgo pues el lugar era utilizado por los mototaxistas para cruzar la carretera Panamericana. Con el uso de la tecnología, sobre todo de los drones, los hemos identificado, georeferenciado y, además, delimitado la zona donde están para iniciar los trabajos de conservación”, comentó la titular del sector.”, comentó la titular del sector.

 

El trabajo de investigación del equipo de arqueólogos y arqueólogas de la Dirección Desconcentrada de Cultura en Ica, sede del Ministerio de Cultura en la región, ha permitido determinar que hay geoglifos en Chincha, Pisco, entre otras zonas, pero que la mayor concentración de las figuras está en Palpa y Nasca.

 

“Seguimos hallando más geoglifos, lo cual nos revela que toda esta zona fue una gran telar en el que los Paracas han ido dibujando, a lo largo de todo el periodo de su cultura. Esto se mantuvo con los Nasca, cuyas figuras ya conocemos, pero diferencia de los Nasca, que trabajaban en el desierto, los Paracas lo hicieron en las laderas de los cerros”, precisó Balbuena.

 

La titular que Cultura resaltó que una de las ventajas de los geoglifos de Palpa -entre los que figuran una orca, un mono al lado de una bailarina, un pelicano, entre otros- es que no se necesita sobrevolar para poder apreciarlos, pueden observarse caminando. Esto va a facilitar la implementación de rutas de turismo que en la provincia se pueden desarrollar.

 

El descubrimiento de estas nuevas figuras no hubiera sido posible sin el uso de tecnología. Así, el trabajo de investigación de más de 18 años de los arqueólogos se ha visto acelerado en los últimos años por el soporte de los drones que han permitido tener más rapidez y precisión. Esto se complementa con la labor de los investigadores y su delicado trabajo de conservación. “Este paquete de innovación, conocimiento, tecnología y especialización, que tenemos en el Ministerio de Cultura, es un potencial que queremos aprovechar”, anotó la ministra.

 

El hallazgo en Palpa es muy importante para el Perú y el mundo, y es también un resultado del trabajo de los especialistas del Ministerio de Cultura en diferentes partes del país. Una muestra de ello es que próximamente estaremos anunciando proyectos en Chavín y Marcahuamachuco.