Ciencia Paraguay , Paraguay, Miércoles, 18 de mayo de 2011 a las 13:15

Hipertensión arterial, factor de riesgo para el desarrollo de otras enfermedades

El aumento de la incidencia de la presión arterial es un riesgo importante de ataque cardiaco, apoplejía, insuficiencia renal, aneurisma y otras condiciones cardiovasculares

MSPYBS/DICYT El sedentarismo, el tabaquismo, el alcohol, la ingesta masiva de sal y la obesidad están catalogados como factores de riesgo que ayudan a la aparición de enfermedades crónicas como lo es la hipertensión arterial.


La hipertensión afecta a diversos órganos vitales, entre ellos, los riñones, el corazón, los ojos, el cerebro y las arterias. La presión arterial normal es 120/80 mmHg. en los adultos de 18 años en adelante. Los mayores de 60 años deben tener la presión normal, un poco más o un poco menos; nunca se debe bajar rápido la presión en un adulto mayor, sólo lentamente en 30 minutos aproximadamente hasta normalizarla en varios días, pues si se baja bruscamente se pueden dañar el cerebro o los riñones.


Según la titular de la Sociedad de Hipertensión Arterial, Mirian Ayala, el hipertenso tratado y no controlado es el más expuesto a presentar complicaciones y eventos cardio y cerebrovasculares, hasta incluso renales.
Para prevenir y controlar esta enfermedad, es fundamental efectuarse un control de presión periódicamente, principalmente aquellas personas que cuentan con familiares afectados por este mal. La hipertensión es una enfermedad hereditaria, por lo que es trascendente realizar el control de presión desde el nacimiento.


Actualmente la hipertensión arterial se observa a edades muy tempranas (20 años), en casos excepcionales, niños la padecen. Esto debido a que la calidad de vida se ha deteriorado, situación que conlleva no solo al aumento de presión sanguínea, sino a la aparición de otras enfermedades. En el país, cerca de 2 millones de personas padecen de un elevado incremento de presión arterial, lo que significa el 35% de la población.