Ciencia España , Salamanca, Sábado, 02 de abril de 2005 a las 14:20

Iberdrola ultima la puesta en marcha del parque eólico de Las Dueñas

Los técnicos comenzaron los ensayos el pasado miércoles, y esperan que los aerogeneradores estén en funcionamiento a finales de la semana que viene

Ana Victoria Pérez/DICYT Los técnicos de Iberdrola ultiman los preparativos para que a finales de la próxima semana los 37 aerogeneradores y las dos subestaciones que forman parte del parque eólico de las Dueñas estén a pleno rendimiento. Según ha confirmado a DICYT Alberto García, responsable de la promoción del parque, "el miércoles se dotó de energía a la subestación ubicada en Pedrosillo de los Aires y la propia del parque, en Sierra Dueñas, además de todos los ramales que van de los aerogeneradores a dicha subestación. El jueves día 30 comenzamos a probar las máquinas, y la idea es que, si todo va bien, podamos dejar diariamente cuatro de ellas en servicio".

El Parque Eólico de Las Dueñas se asienta en los términos municipales de Pedrosillo de los Aires, Frades de la Sierra, Las Veguilla y Membribe de la Sierra, y está compuesto por 37 aerogeneradores y dos subestaciones desde las que se evacua y distribuye la energía. Cada uno de los molinos cuenta con una altura de 55 metros y tres palas que les confieren un diámetro de 58 metros. Su potencia unitaria asciende a 857 kilovatios lo que supone un total de 31’5 megavatios destinados a abastecer la demanda de unos 20.0000 hogares de la zona. Por su parte una de las subestaciones está ubicada en la localidad de Pedrosillo de los Aires y se conecta con una línea de 132 kilovoltios con la propia subestación del parque, cuya línea es de 20 kilovoltios.

Alberto García explica que "se han instalado aerogeneradores adecuados al viento que se registra en la zona. Se trata de máquinas con una velocidad de rotor variable, que pueden funcionar con vientos mínimos de cuatro metros por segundo, y que por motivos de seguridad paran cuando se alcanzan los 25 metros por segundo". Para que el aerogenerador active sus sistemas de parada está equipado en su parte superior con un anemómetro y una veleta que mide la velocidad y la dirección del viento.

Pionero en la provincia

A pesar de que la energía eólica es considerada una energía limpia y está siendo promovida por legislaciones surgidas al amparo del Protocolo de Kyoto, la instalación de uno de estos centros productores no es sencilla. Buena prueba de ello es que el parque eólico de Las Dueñas es el primero que se ubica en Salamanca, y esta provincia, junto con Valladolid, son las más retrasadas en la comunidad a la hora de aprovechar el viento como recurso energético.

"El criterio principal que las empresas promotoras siguen a la hora de instalar un parque eólico es que haya viento y que se encuentre cerca una línea para evacuar la energía producida. Para garantizar la viabilidad de los proyectos se requiere como mínimo un documento en el que figuren las mediciones que se realizan durante un año sobre la frecuencia y la potencia del viento, pero aunque todos estos parámetros sean adecuados hay que contar con la legislación medioambiental y los planes eólicos provinciales", explica Alberto García.

Uno de los factores que influyen en que Salamanca sea una de las provincias que menos parques eólicos de la región es que cuenta con numerosos espacios protegidos, a lo que se une un plan eólico provincial desfasado que data del año 1998.

 

Control del impacto medioambiental

Toda empresa que desee instalar y explotar un parque eólico está obligada por ley a realizar un estudio sobre el impacto medioambiental que supone la ubicación de los aerogeneradores, además de una auditoria continuada, posterior a su puesta en marcha. Alberto García comenta que "los estudios medioambientales no se restringen al impacto que los molino tienen sobre la avifauna, sino que se amplia también al resto de especies animales de la zona. En este aspecto nuestra experiencia es muy positiva y podemos decir que en los parque promovidos por nosotros no hemos registrado ningún incidente medioambiental. Ni siquiera un impacto de aves. En cuanto al ruido que causan los aerogeneradores, puedo confirmar que lo que realmente se escucha en un parque eólico es el viento y que el sonido producido por los molinos es imperceptible a 500 metros".