Ciencia Guatemala , Guatemala, Martes, 22 de noviembre de 2016 a las 08:48

Incluyen en el CITES ocho especies de lagartijas endémicas de Guatemala

Permitirá establecer las acciones necesarias en pro de la conservación de estas especies y buscará regular el comercio de las mismas

UVG/DICYT Las Abronias o dragoncitos son lagartijas arborícolas con poblaciones muy reducidas y restringidas a bosques nubosos y de pino-encino del norte de Mesoamérica, pertenecientes a la familia Anguidae. Guatemala ha sido un punto de diversificación para este grupo albergando 11 especies, de las cuales ocho son endémicas del país, lo que quiere decir que solamente se encuentran en Guatemala.


Las endémicas nacionales son A. anzuetoi, A. aurita, A. campbelli, A. fimbriata, A. frosti, A. gaiophantasma, A. meledona y A. vasconselosii. Estas especies son muy cotizadas en el mercado ilegal de mascotas exóticas, lo que ha puesto a la mayoría de especies de este género dentro de las lagartijas en mayor peligro de extinción en el mundo.
 

Daniel Ariano, biólogo graduado de la UVG, ha estudiado estas especies desde el año 2009, redescubriendo dos especies que se consideraban extintas en el pasado, como lo son Abronia campbelli y Abronia frosti. Asimismo ha promovido esfuerzos de conservación para estas especies y su hábitat, además ha abogado fuertemente por el desarrollo de políticas y legislación internacional que las proteja.
 

Desde inicios del 2015, Ariano colaborara como asesor científico del Departamento de Vida Silvestre del Consejo Nacional de Áreas Protegidas -CONAP- para la elaboración de una propuesta de enmienda para la inclusión de las ocho especies de Abronia endémicas de Guatemala, en los Apéndices I y II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES por sus siglas en inglés).


Dicha propuesta se discutió durante la XVII reunión de las partes de CITES (COP17-CITES), realizada del 24 de septiembre al 5 de Octubre de 2016 en Johanesburgo, Sudafrica. Durante la sesión del Comité I, el 2 de octubre, después de varias negociaciones se adoptó por Consenso de los países parte. La inclusión de estas especies dentro de los Apéndices I y II permitirá establecer las acciones necesarias en pro de la conservación de estas especies y buscará regular el comercio de las mismas.