Science Colombia Antioquia, Monday, October 31 of 2011, 11:08

Ingenieros diseñan prototipo electrónico para mejorar atención en hospitales

Egresados de la Facultad de Ingeniería crearon un dispositivo de tecnología inalámbrica por radiofrecuencia para la identificación de activos clínicos

UDEA/DICYT Egresados de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Antioquía han creado el prototipo de un dispositivo de tecnología inalámbrica por radiofrecuencia —RFID—, para la identificación de activos clínicos en los hospitales que permite reducir costes operativos sin que ello repercuta de forma negativa en la calidad del servicio. Actualmente el prototipo se prueba en la Clínica Universitaria Bolivariana, para posteriormente iniciar su comercialización.

 

La idea ha sido desarrollada por tres miembros del programa de Ingeniería Electrónica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Antioquia Alejandro Martínez, Leonardo Arango Baena y Jaime Ignacio Marín Vargas. Estos jóvenes investigadores comenzaron a pensar en su idea con base en un curso del pregrado en el cual les hablaban de un dispositivo lector por RFID. “Al conocer las ventajas de estos dispositivos comenzamos a pensar en cómo y dónde podrían implementarse, y fue así como notamos que el sector salud era un buen campo de acción para trabajar con esta tecnología”, dice Alejandro Martínez, emprendedor líder.


Después de realizar la investigación y presentar la tesis de grado, asesorada por la investigadora Natalia Gaviria Gómez y evaluada por el profesor Alexander Leal, estos investigadores comenzaron a pensar cómo llevar de la teoría a la práctica su idea de negocio. Fue así como en el año 2011 se presentaron al concurso Antójate de Antioquia y fueron ganadores junto con otros participantes.


“A través de medios de comunicación, de ParqueSoft Medellín y de afiches en diferentes carteleras de la Universidad nos dimos cuenta de la convocatoria, participamos y nos ganamos 15 millones en especie; es decir, cupos para diplomas, el registro de marca, el registro Invima, cupos en convenciones, entre otros. El apoyo indispensable para fundar una empresa, aunque ya el prototipo estaba creado con recursos propios”, indica Alejandro Martínez.


El proyecto dio como resultado el prototipo de un dispositivo de tecnología inalámbrica denominada Identificación por radiofrecuencia —RFID—, para localización de activos clínicos, que son todos aquellos implementos como camas, sillas de ruedas, elementos de aseo personal, entre otros, que se utilizan en clínicas y hospitales.

 

Ahorro anual


“Según nuestra investigación, en un hospital con 180 camas las pérdidas por baja gestión de activos se estiman en 300 millones de pesos al año, sumados a las 12 mil horas no productivas del personal buscando activos clínicos, la reducción anual del 14.7 por ciento del inventario por pérdida o robo, y la tasa de utilización de sólo el 60 por ciento”, argumenta Jaime Ignacio Marín Vargas, director de desarrollo de software del proyecto.


El objetivo de la propuesta es reducir los costos operativos de los hospitales mejorando la productividad del personal, la seguridad del inventario y la calidad del servicio a través de sistemas de localización en tiempo real, esto es, tener disponibilidad de los activos clínicos —que se mueven frecuentemente— en el momento preciso que se necesitan para prestar un servicio médico seguro y oportuno.


“Se localiza cada uno de los activos clínicos a través de una tecnología inalámbrica denominada Identificación por Radiofrecuencia (RFID), donde se lleva a cabo una comunicación entre unas etiquetas electrónicas (Tags) adheridas a cada uno de los activos clínicos, y una serie de receptores (Readers) interconectados a lo largo y ancho del hospital, que se centralizan en una interfaz de software automatizando la búsqueda de los activos clínicos para mejorar la productividad del personal médico, la seguridad del inventario y el proceso de mantenimiento”, enfatiza Leonardo Arango Baena, director de desarrollo de hardware del proyecto.


Muchas organizaciones ofrecen servicios de localización de activos clínicos con etiquetas electrónicas (Tags) dependientes de baterías que requieren su renovación cada tres años y por tanto más gasto.
“Nuestra implementación usa una tecnología de etiquetas electrónicas (Tags) pasivas —que no necesitan baterías— y por tanto disminuyen los costos y elevan la cantidad de activos clínicos supervisados. Con esta propuesta el soporte y el acompañamiento en la apropiación de la tecnología son más rápidos y personalizados acorde con la realidad de cada hospital. El costo de instalación e integración de hardware y software es menor a diferencia de los sistemas de otros proveedores internacionales”, aclara el emprendedor líder.


Actualmente el prototipo se prueba en la Clínica Universitaria Bolivariana para luego iniciar su comercialización. “Esta clínica nos abrió las puertas y nos ha permitido realizar las pruebas necesarias, teniendo en cuenta que el prototipo que hemos creado está planeado para las necesidades específicas de nuestro país, y que además esta tecnología no se utiliza frecuentemente por los costos de su implementación; así que los resultados de estas pruebas los benefician tanto a la clínica como a nosotros”, concluye Alejandro Martínez.


Mientras comercializan el prototipo, los jóvenes emprendedores han desarrollado proyectos de investigación de base tecnológica con las Empresas Públicas de Medellín, la Universidad de Antioquia, la Fundación Parque Tecnológico del Software —ParqueSoft Medellín— y se encuentran en la creación de su empresa; siempre pensando en ofrecer alternativas tecnológicas para mejorar procesos.