Ciencia Ecuador , Ecuador, Jueves, 22 de abril de 2010 a las 14:03

INIAP Entregó nueva variedad de arroz de alto rendimiento

La variedad INIAP 17, fue obtenida por el Programa Nacional del Arroz del INIAP luego de 9 años de investigaciones y evaluaciones

INIAP/DICYT  El Vainillo de la hacienda Odalia, acogió ante la presencia de productores arroceros, piladores y representantes de empresas semilleras, técnicos del Programa Nacional de Arroz, de la Estación Experimental del Litoral Sur del Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias INIAP, hicieron el pre-lanzamiento de la nueva variedad de arroz INIAP 17, de alto rendimiento y calidad de grano, de excelentes características agronómicas, calidad molinera y culinaria, grano cristalino y tamaño superior a los 7.64mm por 2.52 mm de ancho. Sus panícula tienen de 22 a 24 centímetros de largo y un promedio de 1136 granos por panícula.

La variedad de arroz INIAP 17 tiene un potencial productivo de 6,2 a 10 tm/ha, un ciclo vegetativo de 117 a 140 días y una altura de planta de 83 cm a 117 cm, es resistente al acame o volcamiento y está recomendada para siembras bajo riego.

Posee de 18 a 20 panículas por planta, presenta tolerancia al ataque del virus de la hoja blanca, a la pudrición de la vaina (Sarocladium oryzae), al manchado del grano y tizón del tallo (Rhizoctonia solani), y a la Pyricularia grisea, las enfermedades más comunes que atacan al cultivo del arroz en nuestro país.

La variedad INIAP 17, fue obtenida por el Programa Nacional del Arroz del INIAP luego de 9 años de investigaciones y evaluaciones en zonas arroceras en cantones como Yaguachi, Santa Lucía, y Samborondón (Guayas) y Rocafuerte en Manabí.
 

Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias
 
Desde su creación en 1959, el INIAP ha generado y continúa produciendo una gran cantidad de información tecnológica con el fin de contribuir al incremento de la productividad agropecuaria nacional. El Instituto mantiene un serio compromiso con la seguridad alimentaria de la población y con la necesidad de lograr una producción agropecuaria competitiva, para afrontar con éxito los desafíos de la globalización, entre los cuales están la participación en tratados de libre comercio y las exigencias de los mercados internacionales que demandan productos agropecuarios de alta calidad, que solamente se logran con la aplicación de tecnologías generadas y adaptadas a las condiciones agroecológicas del país.