Ciencia Ecuador , Ecuador, Martes, 01 de junio de 2010 a las 16:51

Iniap selecciona ocho nuevos híbridos de maíz amarillo

El Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias de Ecuador selecciona materiales promisorios para el trópico por su alto rendimiento

INIAP/DICYT En el recinto El Paraíso en la vía Rocafuerte Tosagua se concluyó la cosecha y evaluación de 60 materiales de híbridos promisorios de maíz que, junto a 4 híbridos comerciales, confirman la selección de 8 nuevos híbridos de maíz amarillo para el trópico con características superiores de productividad: sobre los 200 qq/ha; además, tienen resistencia a las enfermedades y a la pudrición de la mazorca. Esta investigación la realizan fitomejoradores del Programa Nacional de Maíz del Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias INIAP.

 

Los 8 nuevos híbridos de maíz seleccionados por sus características de alto rendimiento, grano amarillo cristalino, resistencia a la cinta roja y mal del asfalto, así como a la pudrición de la mazorca se han probado también en las localidades de Pichilingue en Quevedo, Balzar en Guayas, Santa Ana y El Paraíso en Manabí y en Pindal en el sur de Loja.

 

Según el investigador José Luis Zambrano, líder del Programa de Maíz de la Estación Experimental Pichilingue, las investigaciones apuntan a desarrollar híbridos con rendimientos comerciales superiores a los 200 qq/ha, con características de grano cristalino amarillo intenso con tendencia al anaranjado; que tengan resistencia a las enfermedades que afectan al cultivo, posean vigor híbrido y rusticidad para que respondan bien a las diversas condiciones agroclimáticas que posee el país; además a las necesidades de los pequeños y medianos productores, es decir que no sean exigentes en paquetes tecnológicos que representen altos costos de producción difíciles de ser cubiertos por estos agricultores. Según el investigador, en uno o dos años el INIAP liberaría algunos de estos nuevos materiales para el sector maicero.

 

Varios de los híbridos de maíz que prueban los investigadores del INIAP parten de materiales introducidos desde el CIMYT de México, Bolivia y materiales nacionales formados del banco de germoplasma, desde donde se seleccionan las líneas, que mediante procesos de selección, hibridación y pruebas, permiten disponer de nuevos materiales que, por sus características superiores tienen la oportunidad de convertirse en nuevos híbridos que, una vez probados en las distintas zonas maiceras del país, se liberan y entregan al sector productor.