Ciencia Ecuador , Ecuador, Viernes, 23 de diciembre de 2011 a las 13:08

Inician prácticas de agricultura "limpia" en 14 provincias de Ecuador

La "Chakra Integral" es una práctica de producción múltiple que busca hacer un uso racional de los recursos

INIAP/DICYT El Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), a través del Sistema Nacional de Transferencia y Difusión de Tecnología, en el marco del Proyecto de Seguridad y Soberanía Alimentaria Basada en la Producción Limpia de Alimentos, ha implementado 23 "Chakras Integrales" en 14 provincias influenciadas por el Proyecto, como un espacio para la transferencia, difusión y aplicación de tecnologías apropiadas en los diferentes componentes de producción agropecuaria que este modelo plantea. La “Chakra Integral”, es una práctica de producción múltiple manejada con criterios de agricultura limpia, que imitando a la naturaleza, hace un uso racional de los recursos, en base de una complementariedad armónica de cultivos y especies de animales menores.

 

En este espacio se aplica nociones de integralidad, al ligar la educación al trabajo agrícola, el pensamiento a la acción y, la enseñanza-aprendizaje a un contacto directo con la naturaleza, en suma, orienta las habilidades y aptitudes del agricultor y su familia hacia el desarrollo integral, revitalizando e integrando la práctica y conocimiento ancestral a la tecnología innovadora.

 

El modelo de la “Chakra Integral” está conformado por varios componentes. Entre los principales están: el agrícola, el pecuario, la elaboración y uso de abonos orgánicos, el manejo integrado de plagas y enfermedades MIPE, con áreas de producción como: hortalizas, aromáticas y medicinales, variedades mejoradas por el INIAP, cultivos en proceso de extinción, entre otras; esta diversidad es flexible y dinámica, no impone física y espacialmente a los componentes, pues su conformación dependerá del contexto agroecológico y socioeconómico de cada Zona de Intervención.

 

Se han configurado tres tipos de Chakras: andina, costeña y amazónica, con múltiples variantes de componentes y áreas, que responden a la región geográfica del país y a las demandas de tecnologías para los cultivos propios de la zona.

 

El modelo de “Chakras Integrales” se ha realizado, en alianza estratégica con diferentes actores del desarrollo agropecuario local, que tienen un efecto multiplicador, iniciándose el modelo a nivel provincial, luego a nivel cantonal, parroquial y finalmente a nivel de organizaciones campesinas: comunidades, asociaciones, cooperativas, centros agrícolas y además centros educativos rurales.