Science Colombia Bogotá D.C., Monday, November 23 of 2009, 16:18

Insecticidas naturales para acabar con el gorgojo

Investigadores de la Universidad Nacional de Colombia encuentran en especies vegetales mezclas de sustancias químicas que ayudarían a erradicarlo

UN/DICYT Interesados en contrarrestar la nociva acción del gorgojo, investigadores del Grupo de Productos Naturales Vegetales del Departamento de Química de la Universidad Nacional de Colombia (UN) encontraron en varias especies vegetales mezclas de sustancias químicas que ayudarían a eliminar al gorgojo. Se trata de aceites esenciales de las hojas de Zanthoxylum sp. (Rutaceae), de palo santo (Lauraceae) y de Ocotea sp. (Lauraceae), que demostraron gran actividad fungicida en dosis muy bajas. Una vez aplicado el tratamiento, los insectos plaga murieron seis horas después.

El gorgojo no solo es una de las plagas más comunes, sino una de las que más daño le causa a los granos en el mundo. Su importancia económica y social radica en las pérdidas que produce en cereales como el maíz, el trigo, el sorgo, la cebada y el arroz, entre otros almacenados, lo que reduce la cantidad del producto apto para consumo y la calidad del que queda disponible para comercializar y como consecuencia eleva el precio de los granos. Según la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce), en el país las pérdidas superan la cuarta parte de la producción anual por cuenta de este insecto plaga del género Sitophilus. “El ataque comienza en el campo. En condiciones del trópico la incidencia es más abundante”, explicó Katherine Girón Pérez, directora de Proyectos de la entidad.

Poder de las plantas


Entre las familias más representativas de la diversa flora colombiana sobresalen la Myristicaceae, Rutaceae y Lauraceae, objeto de estudios fitoquímicos y de actividad biológica por su importancia en la búsqueda de nuevos compuestos con actividad insecticida.

El trabajo del equipo investigador, integrado por el profesor Luis Enrique Cuca, Carlos Andrés Coy, Wiman Delgado, Oscar Patiño, Juliet Rodríguez y Paola Moreno, consistió en extraer por arrastre con vapor o por hidrodestilación los aceites esenciales de las plantas, en este caso de las hojas frescas. Luego se prepararon los extractos etanólicos y una vez obtenidos los aceites y los extractos se procedió a evaluar la actividad insecticida.

Para los extractos se determinaba la actividad repelente y antialimentaria, y para los aceites la actividad fumigante. También se seleccionaron las sustancias promisorias para evaluar la actividad a concentraciones más bajas y luego se expusieron los gorgojos por cerca de 48 horas, logrando la mortalidad de más del 50 por ciento de los insectos expuestos a cada sustancia evaluada, explicó Juliet Rodríguez.

De la familia Myristicaceae, se encontró que las sustancias químicas de las hojas de la especie Myristica fragrans o nuez moscada son las que presentan actividad contra diferentes especies que atacan los cereales almacenados. Especies de la familia Rutaceae, a la que pertenecen los cítricos, acumulan en la madera de su tallo alcaloides y cumarinas contra diferentes especies del género Sitophilus, plaga que ataca principalmente maíz y arroz.

La familia Lauraceae ha sido considerada por muchos años como una fuente importante de alcaloides de tipo aporfínico, isoquinilínicos y benzilisoquinolinicos, que ejercen actividad contra diversos insectos de importancia en el sector agrícola. El aceite esencial de Litsea cubeba presenta actividad frente a Sitophilus zeamais y Tribolium castaneum.

Resultados promisorios


La investigación y desarrollo de plaguicidas basados en productos naturales busca disminuir los problemas ocasionados por los insecticidas sintéticos. Según el profesor Luis Enrique Cuca, además de atacar al gorgojo, no tienen impactos en la biodiversidad ni en la salud de los agricultores y consumidores. Los compuestos naturales son específicos para una plaga, menos contaminantes y biodegradables, y además reducen la peligrosidad.