Ciencia España , Salamanca, Jueves, 15 de diciembre de 2005 a las 19:13

Investigadores de la Universidad de Salamanca identifican una neurona implicada en la percepción de sonidos de alerta

Los trabajos, que se han desarrollado en colaboración con investigadores de la Universidad de Washington, aparecen publicados en la 'European Journal of Neuroscience'

AVPR/DICYT El equipo de investigación del Departamento de Biología Celular y Patología de la Universidad de Salamanca, que coordina el investigador Manuel Malmierca, ha identificado una neurona en el cerebro de las ratas implicada en la detección de sonidos de alerta. Los trabajos que aparecen publicados en el número de diciembre de la revista European Journal of Neuroscience, se han llevado a cabo en colaboración con un equipo científico de la Universidad de Washington.

La célula nerviosa descrita por el grupo salmantino ha sido bautizada como neuronas novelty (en homenajeaun conocido café salmantino), y según los investigadores podrían encargarse de dirigir la atención de u individuo a sonidos inesperados que despierten los mecanismos de alerta evocando reflejos muy rápidos. Este tipo de neuronas actúan en definitiva como mecanismo de control, filtrando la información sonora de manera que se bloquea la llegada hasta el cerebro de información sonora repetitiva o banal y se franquea el paso a aquellas señales menos habituales.

Filtros sonoros


El hecho de que el profesor Malmierca y el alumno de doctorado David Pérez hayan desarrollaron su investigación empleando ratas como modelo experimental permite predecir que estas neuronas se encontrarán también en el cerebro humano. La iniciativa, que ha tenido una gran repercusión a nivel internacional, descubre cómo estas células nerviosas cesan la descarga de sus potenciales de acción tan pronto como el patrón de estimulación sonora es repetitivo y cómo recuperan su actividad cuando algún parámetro del sonido utilizado como estimulación cambia (intensidad, frecuencia, duración, etc.).

Malmierca aclara que “las neuronas novelty pueden recordar los patrones de un sonido que se repiten con una determinada frecuencia y realizar tareas cognitivas relativamente complejas, como discriminar un patrón nuevo de otro repetitivo”. Esta cualidad puede determinar el futuro de las investigaciones del grupo salmantino que se ha marcado como objetivo estudiar los procesos neuronales que permiten desarrollar el lenguaje hablado y cómo el cerebro es capaz de recordar un patrón de sonidos y determinar la magnitud de cambio en un sonido para que estas células se activen.