Nutrition Ecuador Quito, Pichincha, Wednesday, December 02 of 2009, 13:25

Investigadores ecuatorianos prueban el origen de un anfibio tropical a través de sus embriones

Una cecilia procedente del país sudamericano tiene similitudes con otras localizadas en India o Seychelles

AMR/OEI-AECID/DICYT Investigadores de la Pontificia Universidad Catolica del Ecuador han analizado el desarrollo de los embriones de un anfibio ápodo característico de Ecuador, la Cecilia orientalis. A través de estas formas iniciales de desarrollo, los científicos han podido comprobar la similitud en la fase prenatal de diferentes características estre este organismo u otros similares en zonas tropicales del planeta, lo que sugiere una correlación entre estos modos de vida.

 

Las cecilias (anfibios de la orden Gymnophiona) son animales alargados, sin extremidades ni sin cola y habitan en la mayoría de las regiones tropicales del mundo. No son observables a menudo porque se encuentran en zonas semiacuáticas escondidas. Sin embargo, la Biología está muy interesada en su forma de vida. En particular, es de interés científico su biología reproductiva, ya se vale de varias formas diferentes para perpetuar la especie.

 

Al parecer, todas las cecilias tienen fecundación interna a través de la inserción del órgano copulador masculino. Muchas especies ponen los huevos en la tierra poco después de la fertilización, y la madre funciona como vigilante del proceso de eclosión de estos huevos. Algunas especies, sin embargo, son directamente desarrolladoras de su descendencia, portando a los embriones en las garras antes de incubar a fin de protegerlos.

 

La Caecilia orientalis se encuentra en el tierras bajas del oriente de Ecuador, y su reproducción era desconocida hasta ahora. Los investigadores ecuatorianos han presentado una novedosa información sobre el desarrollo de la la morfología de los embriones de esta especie basándose en el examen de miembros vivos conservados por el Museo de Zoología de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Se trata de tres adultos (dos machos y una hembra), caracterizados de forma individual, y de un lugar de oviposición encontrado en un bosque de la provincia de Napo.

 

El lugar donde fueron depositados los huevos estaba formado por nueve cápsulas de huevos. Siete contenían embriones, mientras que dos se encontraban vacías y se derrumbó. Los autores sospechan, según reflejan en Journal of Morphology, que los embriones habían nacido de los cápsulas, por lo que suponen que la oviposición se produjo cerca de la eclosión de los huevos. Este comportamiento, y la medición de otros parámetros de los embriones como la vertebrogénesis o las secuencias de osificación, acercan a esta especie a otras del mismo género encontradas en India o Seychelles, y permite hacerse una idea más cercana del origen del taxón.