Ciencia Rep. Dominicana , Sánchez Ramírez, Martes, 15 de septiembre de 2009 a las 13:54

Investigadores promueven el uso de maíz bifortificado en zonas marginales

Estudios confirman que el consumo de maíz de alta calidad proteica es útil para reducir los niveles de desnutrición en niños, embarazadas y lactantes.

CGP/DICYT Investigadores del Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF), realizaron una jornada de promoción de las bondades de la variedad “Comalat” de maíz biofortificado, en la comunidad de en Quita Sueño de Cotuí, provincia Sánchez Ramírez. Esta jornada forma parte de las actividades del proyecto de promoción y difusión de maíz de alta calidad proteica para zonas económicamente marginales, que se ejecuta con el apoyo del Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (CONIAF).

La actividad se realizó en una parcela demostrativa en la finca del productor Roque de Jesús Díaz, ubicada en el asentamiento AC-097 del Instituto Agrario Dominicano (IAD). En la misma participaron más de 65 personas, entre los que se encontraban autoridades locales, líderes de asociaciones de productores y productoras, asociaciones de amas de casas, técnicos del IAD, de la Secretaría de Estado de Agricultura (SEA), del Banco Agrícola, Instituto del Tabaco (INTABACO) y representantes de las comunidades aledañas.

Las palabras de bienvenida a la actividad estuvieron a cargo del Ingeniero Williams Salcedo en representación de Paulino Hernández, Gerente del IAD y de Tomas Gómez, Gerente del Banco Agrícola de la República Dominicana (BAGRICOLA). Este último manifestó elogios sobre las potencialidades que veía en la variedad de maíz “Comalat” para la región, ya que la provincia Sánchez Ramírez es un alto consumidor de maíz fresco y en forma de arepas.

El proyecto IDIAF que cuenta con los auspicios del Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (CONIAF) estuvo representado por Ramón Celado, que habló sobre los beneficios que aporta este maíz biofortificado a la alimentación humana.

Entre los investigadores del IDIAF, el Ramón Celado, Celado hizo énfasis sobre el alto contenido proteico de la variedad en promoción, refiriéndose principalmente a los aminoácidos lisina y el triptófano, ambos aminoácidos esenciales para los monogástricos. Ambos están presentes en la variedad “Comalat” en mayor proporción que las variedades tradicionales de maíz.

Los ingenieros Jeovani Medina y Atiles Peguero, hablaron sobre las orientaciones que se han dado a los productores para el manejo agronómico de la variedad y cómo aprovechar el valor nutricional de esta variedad para la alimentación animal, ya sea en forma de forraje fresco o en ensilaje.

 

Alta calidad proteica

La variedad “Comalat” contiene además otros aminoácidos importantes necesarios para la formación de proteína de calidad. Estudios confirman que el consumo de maíz de alta calidad proteica es muy útil, porque ayuda a reducir los niveles de desnutrición, principalmente en niños, mujeres embarazadas y lactantes.

En esta jornada de campo el productor Roque Díaz mostró su satisfacción de haber sembrado el maíz “Comalat” y exhortó a los miembros de las diferentes asociaciones a asumir dicha variedad. Agradeció a los miembros del equipo técnico del IDIAF y del IAD por haberlo tomado en cuenta como productor en este proyecto que se realiza en parte de la región norte.

Al final, los asistentes degustaron jugo de maíz, arepitas de maíz, mojitos de maíz, bollos de harina de maíz sueltos y envueltos en hojas, maíz salcochado y arepas dulce y con sal. Todos los platos fueron preparados con harina de maíz de la variedad “Comalat” por el Ingeniero Carmen Gómez del IAD, quien explicó cómo elaborar dichos platos. El acto fue clausurado por Solage Méndez, Encargada de Desarrollo Rural del IAD.

La actividad fue organizada por Ucelvio Santos y José Luís Coronado de la Unidad de Difusión del Centro Norte y Johnny Anderson Ruiz y Orietta Brioso del Centro Sur. Se recibió una estrecha colaboración de la gerencia del IAD en Cotuí representada por Williams Salcedo, Encargado de la Unidad de Producción; Carmen Gómez, Encargada de Crédito del IAD y Solange Méndez, Encargada de la Unidad Desarrollo Rural.