Ciencia Costa Rica , Heredia, Lunes, 18 de noviembre de 2013 a las 09:35

Investigadores utilizan monos para monitorear dengue y malaria

Una investigación elaborada por la Universidad Nacional busca identificar si existen ciclos selváticos de malaria y dengue a partir del análisis de sangre realizado a las especies de monos presentes en el país

UNA/DICYT En el marco de la investigación sobre estudios epidemiológicos, genéticos, etológicos, poblacionales y de hábitat en monos de Costa Rica, desarrollada por las cuatro universidades públicas de Costa Rica, el laboratorio de Entomología de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional (MedVet-UNA) realizó un abordaje para la detección de agentes vectoriales en primates no humanos de vida libre en nuestro país.

 

Los agentes vectoriales son aquellos transmitidos por ejemplo por los mosquitos, los cuales se crían y viven cerca de aguas contaminadas y no contaminadas. Millones de personas padecen infecciones con agentes transmitidos por vectores, los cuales ocasionan generalmente enfermedades que son abordadas como una gripe leve hasta encefalitis fatal.

 

Gaby Dolz, encargada de los estudios de malaria y dengue y coordinadora del laboratorio de Entomología de la UNA, comentó que debido a que los primates no humanos son susceptibles a una gran variedad de agentes infecciosos similares o idénticos a los que afectan al hombre, se propuso detectar la presencia de agentes vectoriales parasitarios y microbianos (malaria, dengue, virus Oeste del Nilo y encefalitis equina venezolana) en las cuatro especies de monos presentes en hábitats naturales de Costa Rica.

 

Monos bajo estudio


Dicho estudio, realizado entre enero del 2010 y marzo del 2012, contó con el apoyo del Programa de Medicina Poblacional (MedPob) y los Laboratorios de Micología, Parasitología, Análisis Químico, ICOMVIS, así como el Hospital de Especies Menores y Silvestres (HEMS) de la UNA. Dolz agregó que durante 26 meses un equipo de científicos y estudiantes de la UNA, la Universidad de Costa Rica UCR y el Instituto Tecnológico (TEC) recorrieron ocho áreas protegidas y 10 fincas privadas con partes boscosas, con el fin de identificar la presencia de las enfermedades vectoriales en los primates.

 

Agregó que en el trabajo de campo se recolectaron 71 muestras de sangre de 25 tropas de las cuatro especies de monos, 31 de Congo Alouatta palliata (AP), 30 de Cara Blanca o Capuchino Cebus capucinus (CC), dos de Ardilla o Colorado Ateles geoffroyi (AG) y ocho de Tití Saimiri oerstedii (SO), en un total de 11 localidades en la vertiente Pacífico y siete lugares en la vertiente Atlántico (ver recuadro).

 

Dolz explicó que durante cada gira, que duraba alrededor de 3 días, se capturaban por medio de inmovilización química con dardos o con cerbatana de uno a ocho monos, para realizarles un examen objetivo general y así verificar el estado corporal del pelaje y de las mucosas, entre otros, además de tomar muestras de sangre, heces y pelos para evaluación hematológica y determinar la presencia de otros agentes infecciosos (parásitos y hongos) en los laboratorios.

 

La sangre se procesó mediante la técnica de reacción en cadena de la Polimerasa (PCR) para determinar la presencia de los siguientes agentes vectoriales: el parásito del género Plasmodium (P. falciparum, P. vivax, P. malariae) que es el causante de la Malaria, virus del Dengue tipos 1, 2, 3 y 4 (DENV1 a DENV4), virus Oeste del Nilo (WNV), virus de la Encefalitis Equina Venezolana (VEEV), virus de la Encefalitis Equina del Oeste (VEEO) y virus de la Encefalitis Equina del Este (VEEE).

 

Principales hallazgos


En relación con los resultados, la investigadora aseveró que 11 de un total de 16 tropas de monos analizadas en todos los sitios ubicados en la vertiente Pacífica mostraron al menos un individuo positivo a algún agente vectorial.

 

Resaltó que el 90% de los monos no presentaba enfermedad, sobre todo porque la condición corporal y de mucosas se calificó como buena a muy buena, lo que significa que al parecer los primates no son afectados por los virus y malaria y que el ciclo transcurre en ellos de forma silenciosa.


En el Pacífico Norte y Central se detectaron virus de la Encefalitis Equina Venezolana y virus Oeste del Nilo, circulando en las poblaciones de monos Congo y Cara Blanca, mientras que en el Pacífico Sur se registró la presencia de dengue tipo 2, 3 y 4 en tropas de Cara Blanca. En Cara Blancas, Congos y Tití de la vertiente Pacífica se determinó además la presencia de malaria (P. vivax y P. falciparum).

 

“En algunas tropas se estableció la presencia simultánea de dos agentes vectoriales, y de dos serotipos de dengue; además, se determinó individuos positivos a dos agentes infecciosos. Del total de nueve tropas de monos analizadas en la vertiente Atlántica, solamente en una tropa de Congos de Sarapiquí se detectó malaria (P. vivax)”, recalcó Dolz. También, puntualizó que no se hallaron individuos positivos a la malaria (P. malariae), virus de la Encefalitis Equina del Oeste y virus de la Encefalitis Equina del Este.

 

Una vez conocidos estos resultados, Dolz considera que es de vital importancia informar a los médicos veterinarios y profesionales de salud pública sobre la presencia de estos virus y malaria en los monos. De igual forma, hacer un llamado a la población de turistas nacionales y extranjeros para que tomen las medidas preventivas (uso de repelentes) a la hora de visitar estas zonas, para que no sean picados por mosquitos infectados.