Ciencia Costa Rica , Costa Rica, Martes, 25 de septiembre de 2012 a las 14:05

Investigan nuevos usos de hemoderivados de sangre de caballos

Actualmente no se utiliza el 100% de las proteínas de valor presentes en el plasma equino extraído

UCR/DICYT Investigadores del Instituto Clodomiro Picado (ICP) de la Universidad de Costa Rica (UCR) aplican la biotecnología para obtener productos derivados de la sangre de los caballos que se utilizan en la fabricación sueros antiofídicos. El ICP posee caballos que son inmunizados con veneno de serpiente, de cuya sangre se separa el plasma que se utiliza para obtener los anticuerpos que son el ingrediente activo del suero antiofídico.


Actualmente no se utiliza el 100% de las proteínas de valor presentes en el plasma equino extraído, por lo que la investigación busca una mayor utilización mediante la obtención de otros productos hemoderivados. Entre ellos proteínas como la albúmina. La investigación se basa en la adaptación del método actual de obtención de anticuerpos, que permite además obtener la albúmina, empleando como base una técnica denominada sistema de dos fases acuosas.


Una de las investigadoras del proyecto, Mariángela Vargas Arroyo, explicó que “La albúmina es la proteína de mayor concentración en el plasma y una de sus principales funciones es mantener el volumen de sangre dentro del sistema circulatorio.


“Si un organismo pierde albúmina por deshidratación, quemaduras o enfermedad, esta debe ser repuesta a la mayor prontitud para mantener los niveles normales.”


Enfrentar este tipo de situaciones sería uno de los usos que se le daría al plasma obtenido de la sangre equina. La albúmina resulta útil para realizar terapia de fluidos, para atender caballos con problemas de deshidratación, que hayan sufrido algún accidente deportivo, heridas o quemaduras. También puede emplearse en el tratamiento de enfermedades como anemia infecciosa equina, brucelosis y salmonelosis.


Reactivo de laboratorio


Además de este uso veterinario, la albumina también sirve como reactivo de laboratorio. Es decir para utilizarla como una proteína en diferentes ensayos de diagnóstico o ensayos para investigación. Actualmente se utiliza la albúmina bovina, pero la equina podría servir para los mismos fines.


Vargas señaló como ejemplo que “la albumina sería utilizada como reactivo en estudios serológicos para investigación o diagnóstico clínico. En estos estudios se trata de detectar la presencia de anticuerpos en el organismo como respuesta a la presencia de un agente infeccioso bacteriano o viral”.


Este proyecto de investigación se denomina “Producción de antivenenos mediante purificación con sistemas de dos fases acuosas para la recuperación de albúmina equina como producto secundario” y se desarrolla en la Sección de Desarrollo Tecnológico de la División Industrial del Instituto Clodomiro Picado (ICP).