Ciencia Perú , Lima, Jueves, 07 de abril de 2011 a las 10:14

Investigan plantas medicinales y nuevas fuentes de energía

Estudiantes de Farmacia y Bioquímica, y Ciencias Físicas de la Universidad Nacional Mayor San Marcos

UNMSN/DICYT La crisis climática que vive nuestro planeta obliga a los científicos a poner su mirada en otras fuentes de energía, como la solar y de biogas, a fin de proteger el medio ambiente y la calidad de vida de comunidades alejadas. Esta es la idea que motivó la creación el 2009 del Centro de Investigación de Energía Renovable e Impacto Ambiental (Cieriam), grupo de estudios que reúne a 20 estudiantes de la EAP de Ingeniería Mecánica de Fluidos.

 

Jhon Chahua Janampa, Miguel Facundo Valencia, Rodrigo Oré Palante y Yony Larico Quispe, algunos de los integrantes, relatan sus proyectos. Actualmente trabajan en el modelo, diseño e instalación de un sistema de riego solar por goteo. La bomba de agua funciona con energía fotovoltaica, importante para las comunidades rurales donde no hay suministro de energía eléctrica. El sistema es de larga duración, mínimo mantenimiento, no requiere de otro operador y tiene un bajo impacto ambiental.

 

Del mismo modo, el grupo ha estado atareado con un proyecto de biodigestor; es decir, contenedor hermético dentro del cual se deposita material orgánico para producir gas. En el futuro, planean construir un sistema de atrapanieblas para la captación de agua para biohuerto. "Será a base de mallas de polipropileno con marcos de madera, los cuales se colocarán en forma perpendicular en dirección del viento; las nieblas húmedas incidirán sobre estas mallas y se condensarán convirtiéndose en gotas de aguas", explicaron.

 

El asesor docente del Cieriam, ingeniero Américo Rozas Olivera, sostuvo que los grupos de estudios permiten a los estudiantes iniciarse en la investigación, dotándolos de mayor aplomo y capacidad de plantear con objetividad sus propuestas de desarrollo. "A ellos debemos agradecerles que los profesionales salgan al mercado laboral con la iniciativa de buscar el beneficio de la sociedad, a través del uso de tecnologías que disminuyan los niveles de contaminación".

 

En octubre estarán en Puno, en el XVIII Congreso Nacional de Estudiantes de Ingeniería Mecánica, Mecatrónica, Eléctrica, Electrónica y Ramas Afines - Coneimera 2011, participando con cuatro proyectos; y en el II Concurso de Modelismo Aeroespacial, dentro del mismo Coneimera, con el proyecto de investigación teórica y construcción de un cohete impulsado por combustible sólido. Además, continuarán con la realización de cursos para el manejo de softwares, como Watercad, Hec-Ras y Autocad, durante marzo.

 

La cura natural

 

Siempre hemos oído hablar de personas que afirman haber sido aliviadas de sus enfermedades gracias a una determinada planta. ¿Qué tan cierto es esto? ¿Realmente son curativas? Un grupo de diez alumnos de la EAP de Farmacia y Bioquímica decidió hallar respuestas a estas y otras preguntas a través de investigaciones científicas, conformando, hace dos años, la Asociación Estudiantil de Investigación en Recursos Naturales (Asediren) con la asesoría, del profesor César Fuertes Ruitón.

 

Marielena Baltazar Dolores y Melissa Esteban Soto, presidenta y vicepresidenta del grupo, respectivamente, señalaron que han llevado adelante un estudio etnobotánico y fotoquímico de especies vegetales de Satipo. Las plantas conocidas como suelda-suelda, renaco y camurilla fueron las tres primeras en ser analizadas. La recolección se efectuó en la comunidad de Arizona Portillo, en tres viajes realizados entre el 2009 y 2010.

 

Los pobladores de la zona le atribuyen a la especie suelda-suelda, propiedades curativas en casos de rotura de huesos y de parásitos; a la camurilla, de descensos, inflamación de la piel y órganos; y a renaco, de heridas internas, gonorrea, sífilis e infección urinaria. Los primeros resultados mostraron que dichas especies contienen flavonoides, taninos, carbohidratos y compuestos fenólicos. Por ejemplo, el extracto etanólico del renaco presenta un alto poder antioxidante.

 

El profesor Fuertes opinó que la participación en grupos de estudios fomenta en los sanmarquinos la realización de sus tesis, y al mismo tiempo, desarrollan su capacidad para resolver problemas académicos en equipo. Asimismo, Mariela considera que, ante un mundo tan competitivo, esta experiencia facilita a los estudiantes salir más preparados, con la idea definida de cuál es la rama de su profesión en la que van a especializarse.

 

Varios de los miembros de Asediren cursan los últimos ciclos, por lo que convocarán a nuevos integrantes. Una vez terminado el estudio de las plantas vegetales de Satipo, esperan difundir los resultados; inclusive, analizan la posibilidad de presentar algún proyecto a concursos de investigación de la talla del FINCyT.