Science Spain León, Wednesday, July 15 of 2009, 18:14

José Enrique Garzón, primer director del Instituto de Investigación de la Viña y el Vino

El Consejo de Gobierno de la Universidad de León realizó el nombramiento

AMR/DICYT El doctor e ingeniero agrónomo José Enrique Garzón, profesor de Fitotecnia y Análisis Agrícola de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agraria de León, será el primer director del recientemente creado Instituto de Investigación de la Viña y el Vino, que tendrá su sede en Ponferrada. La candidatura de Garzón obtuvo hoy el respaldo del Consejo de Gobierno de la Universidad de León. Garzón, profesor universitario desde 1982, comenzó las investigaciones en el área vitivinícola hace 18 años, fruto de un acuerdo de colaboración con la bodega vallisoletana Vega Sicilia. El investigador asume el cargo de forma transistoria hasta la constitución del consejo del centro.

 

Aprobada su creación en Consejo de Gobierno el pasado 18 de diciembre de 2008, el Instituto de Investigación de la Viña y el Vino comenzará a andar formalmente a la vuelta de las vacaciones académicas de verano. Entonces, se constituirá el consejo que deberá elegir el director definitivo de esta institución. El centro tendrá su ubicación en el edificio de investigación del campus de Ponferrada. "Pensamos que la elección de Ponferrada está avalada por estar en esta localidad las infraestructuras necesarias para la investigación y por las buenas puntuaciones que posee el vino de Denominación de Origen Bierzo", apunta a DiCYT el recién nombrado director del Instituto de la Viña y el Vino.

 

Aunque el instituto ha sido creado oficialmente hasta este curso, el trabajo de investigación de la Universidad de León en esta materia tiene casi 20 años de experiencia. En la actualidad, además de trabajos propios, la institución académica mantiene convenios con bodegas de denominaciones de origen castellanoleonesas (Bierzo, Tierra de León, Toro y Ribera del Duero, por ejemplo) y otras del exterior de la comunidad autónoma (como Rioja). En líneas generales, el instituto trata de analizar la relación entre suelo y planta y la consecución de vinos calificados como de pago o terroir (una suerte de vinos de autor).

 

Líneas de investigación

 

Las principales líneas de investigación abiertas por el personal dedicado a esta materia se dirigen al conocimiento de la composición nutricional del suelo para las vides, la obtenición de plantas de calidad, las características de los grandes pagos y el cumplimiento de los requisitos de calidad de nuevos usos agrícolas como ciertos estiércoles o la relación entre patología y estudios de la madera de las cubas. En este último punto, por ejemplo, el profesor Juan José Rubio Coque, adscrito también al instituto, recordaba recientemente que "la gran cantidad de plantas afectadas por hongos de la madera incrementará su incidencia en los próximos años".

 

Muchos trabajos están relacionados con encargos de bodegas del ámbito geográfico más cercano, como las de Pintia en Toro, Emilio Moro en Pesquera de Duero o El Abad de Carraceledo. Además, Garzón dirige actualmente cuatro tesis doctorales que "se leerán ya en el instituto". El personal del Instituto de la Viña y el Vino cerrará próximamente nuevos convenios marcos de colaboración con las firmas Pago de Capellanes (de la denominación de origen Ribera del Duero) y Casar de Burbia (Bierzo).