Ciencia España , Valladolid, Martes, 19 de abril de 2016 a las 15:49

La Asociación Trashumancia y Naturaleza financiará este verano las excavaciones de la UVa en la Cueva de Els Trocs (Huesca)

El equipo de investigación dirigido por el profesor de la UVa Manuel Rojo Guerra trabaja en esta zona desde 2009, investigando la introducción de la agricultura y la ganadería en el interior peninsular

UVA/JPA/DICYT El rector de la Universidad de Valladolid (UVa), Daniel Miguel San José, y el presidente de la Asociación Trashumancia y Naturaleza, Jesús Garzón Heydt, han suscrito hoy un convenio de colaboración cuyo fin último es promover la excavación arqueológica en la cueva de pastores trashumantes prehistóricos de Els Trocs, situada en las inmediaciones de la localidad oscense de Bisaurri, durante la campaña del verano de 2016.


A través del acuerdo, la Asociación se compromete a financiar los trabajos de campo que se desarrollarán durante el mes de julio a cargo del equipo de investigación dirigido por el profesor de la UVa Manuel Rojo Guerra.


Los resultados científicos derivados del convenio, que se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2016 –pudiéndose prorrogar de forma expresa por períodos anuales-, serán gestionados por la UVa, que deberá mencionar en toda publicación o evento de difusión del proyecto la colaboración y financiación de los trabajos por parte de la Asociación Trashumancia y Naturaleza.


Dicha Asociación tiene entre sus objetivos promover la protección, difusión y el mantenimiento de las vías pecuarias en España como vías de conectividad ecológica entre los distintos espacios protegidos en la Península Ibérica, como modelo de adaptación de la biodiversidad al cambio climático y el mantenimiento de los servicios ecosistémicos esenciales. Del mismo modo, desde sus orígenes está interesada en la divulgación científica y el estudio de la implantación de este sistema productivo en la península.


Por su parte, la UVa viene desarrollando un proyecto de investigación sobre la introducción de la agricultura y la ganadería en el interior peninsular a través del grupo de investigación dirigido por el profesor de la Facultad de Filosofía y Letras Manuel Rojo Guerra y cuya actividad fundamental ha consistido en la excavación arqueológica de la Cueva de Els Trocs, en la provincia de Huesca. En ella se ha exhumado una ingente cantidad de restos faunísticos, especialmente ovicápridos y bovinos que han sido objeto de publicaciones científicas, constatando una actividad trashumante -probablemente la primera constatación histórica de esta actividad- desde hace unos 7.300 años. También el análisis de las materias primas líticas y de las cerámicas halladas en la cueva ha permitido determinar que los pastores neolíticos iniciaron y diseñaron unos caminos que, con ligeras modificaciones, se han mantenido en uso hasta el presente.

 

Tras la firma del convenio, el rector de la UVa agradeció a la asociación que mantenga viva la tradición de la trashumancia y que al mismo tiempo apoye estudios académicos a través de esta aportación, que es de 12.000 euros. “Siempre es importante saber de dónde venimos y quiénes somos”, comentó Daniel Miguel San José.

 

Un proyecto científico y divulgativo


El convenio suscrito con la Asociación Trashumancia y Naturaleza se suma a otras iniciativas científicas y divulgativas que dicho equipo coordinado por la UVa –compuesto por científicos de centros como la Universidad Autónoma de Madrid, el Laboratorio de Arqueobiología del CSIC (Madrid), la Universidad Krems (Austria), el Gobierno de Aragón y otros colaboradores como arqueólogos profesionales y doctorandos-, viene realizando en torno a la Cueva de Els Trocs desde 2009.


Es el caso del proyecto MEDELCA, ‘La Memoria del Camino: Ciencia y divulgación de las primeras rutas pecuarias neolíticas en el Pirineo’, cofinanciado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), que se desarrollará también a lo largo de este verano y que tiene como principal objetivo rememorar el camino de los pastores prehistóricos desde Selgua hasta la Cueva de Els Trocs, acompañando a un rebaño trashumante y a su pastor. En este recorrido de más de 100 kilómetros que se prolonga hasta septiembre, los rebaños pueden aprovechar los pastos situados entre 1.500 y 2.000 metros de altitud.
La labor divulgativa del proyecto se verá ampliada gracias a la grabación de una serie de documentales en colaboración con Televisión Española (TVE), que serán emitidos en el programa ‘La Aventura del Saber’.

 

Estos documentales recogerán todas las actividades relativas al proyecto, que también plantea involucrar a los habitantes de la zona en la investigación, con la intención de que contribuyan a encontrar evidencias de los pastores neolíticos en sus localidades. Se prevé además la creación de Unidades Didácticas en formato digital y en formato impreso para su uso por parte de escolares y de los pobladores de todas las localidades importantes que se distribuyen a lo largo de la cañada del río Isábena, por donde discurren dichos caminos.
Del mismo modo, toda la información relativa al proyecto podrá consultarse a través de una página Web en la que se realizará seguimiento, especialmente de las actividades desarrolladas durante la trashumancia.

 

Por su parte, Jesús Garzón expresó su deseo de que la iniciativa sirva para que haya un relevo generacional y alguien más joven compre las ovejas que van a participar en este proyecto, ya que el pastor que realizará el recorrido tiene 70 años. “Empezar de cero con un rebaño que es mucho más complicado de manejar”, aseguró, mientras que en este caso los animales “ya conocen el camino y aprovechan mejor los pastos”. El presidente de la Asociación Trashumancia y Naturaleza conoció el proyecto gracias a la difusión de una publicación científica de Manuel Rojo el pasado año y ahora ha querido apoyar la iniciativa económicamente.

 

Estudios genéticos de los restos de fauna


Por otro lado, a través de otro convenio de colaboración suscrito entre el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón, el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) a través del Instituto de Historia y UVa, se realizarán estudios genéticos de los restos de fauna (se han hallado cerca de 23.000 huesos principalmente de ovejas, cabras y vacas) recuperados en las campañas anteriores en la Cueva de Els Trocs.

 

Manuel Rojo explicó los detalles de todas estas iniciativas, especialmente, del recorrido que realizarán junto al pastor un total de siete investigadores entre mediados y finales de junio y de las labores de excavación en la cueva, que se desarrollarán entre el 15 y el 30 de julio gracias a una veintena de personas. “La cueva está en un nudo de comunicaciones de las rutas trashumantes de la zona”, explicó, y allí se han encontrado “el doble de restos de ganado que en cualquier otro yacimiento de la Península”, la mayoría de ovejas y cabras.

 

Los estudios genéticos tendrán una doble finalidad. Por una parte, “saber qué genes se han perdido en el proceso de domesticación” de los animales, de manera que se pueda saber qué componentes genéticos son determinantes para la adaptación al cambio climático. Por otra, saber cuáles han sido los cambios más importantes que a lo largo de estos miles de años ha sufrido el ganado. Por ejemplo, “es probable que las ovejas en aquella época no tuvieran lana, sino pelo”.

 

La investigación del ADN humano de los al menos siete individuos que se han encontrado también puede aportar mucha información. Los signos de violencia que presentan son claros y pueden representar una fase de conquista del territorio indispensable para desarrollar posteriormente la trashumancia, tal y como está documentado en épocas más recientes de la historia.