Science Spain Salamanca, Tuesday, January 11 of 2005, 19:21

La brucelosis del ovino y el caprino se extiende al ganado vacuno

Ovejas y cabras son responsables de entre el 30 %y el 40% de los casos registrados en las vaquerías españolas

Ana Victoria Pérez/DICYT La brucella meritensis, bacteria causante de la brucelosis ovina y caprina, está siendo la principal responsable de los brotes, cada vez más frecuentes, que afectan a las explotaciones de vacuno españolas. Se calcula que en los últimos cinco o seis años hasta un 40% de los contagios se producen por la convivencia entre estos tres tipos de animales. Así lo ha asegurado hoy José María Blasco, director de Sanidad Animal del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria del Gobierno de Aragón, quien ha analizado la importancia de esta zoonosis durante la jornada técnica organizada por la Asociación de Veterinarios de Saneamiento Ganadero de Castilla y León (Avescal) y los laboratorios Pfizer en Salamanca.

La variedad de brucelosis más común entre el ganado vacuno es la producida por la bacteria brucella abortus y aunque se ha detectado la creciente influencia que ejerce la brucella meritensis, no ocurre lo mismo con el tipo de bacteria que causa la enfermedad en cerdo y jabalíes. José María Blasco señala que "no hemos podido determinar la transmisión de la brucella suis, propia del ganado porcino, al ganado vacuno, pero tampoco podemos asegurar lo contrario".

Aunque los investigadores se muestran cautos, el profeso Blasco sí ha querido aclarar que "en los estudios realizados sí se ha podido constatar una mayor incidencia de la brucelosis en la cabaña ganadera de la región cuanto mayor es el número de jabalíes identificados en la zona, ya que hasta el 40% de estos animales estaban contaminados". No ocurre lo mismo en el caso de ciervos y perros, a los que por el momento únicamente se les ha identificado como posibles víctimas de la enfermedad, y no como foco de infección.

La vacunación es el arma

Según Blasco, "la única manera segura de parar el avance de la brucelosis es vacunar adecuadamente a los animales. Una práctica que se había abandonado pensando que la enfermedad estaba erradicada". Si se contemplan detenidamente los datos, se puede percibir que el factor epidemiológico es hasta 300 veces superior en ausencia de vacunación, siendo otros factores que favorecen el contagio de los animales el gran tamaño del rebaño o la explotación extensiva y de montaña.