Ciencia Argentina , Argentina, Martes, 09 de diciembre de 2014 a las 12:18

La brucelosis tiene una alta incidencia en los armadillos de La Pampa

Los investigadores estudian la enfermedad bacteriana como amenaza para la supervivencia de la especie y por el peligro de transmisión a otros animales y personas

José Pichel Andrés/DICYT La brucelosis está ampliamente extendida en la especie Chaetophractus villosus, un tipo de armadillo conocido popularmente como “peludo”, de acuerdo con un estudio desarrollado en La Pampa. Los investigadores están interesados en esta zoonosis provocada por la bacteria Brucella suis por el peligro de transmisión a otros animales silvestres y domésticos y a las personas que viven en entornos rurales. Además, puede suponer una amenaza para la supervivencia de la especie.

 

El trabajo, publicado en la revista Veterinary Microbiology, indica que el 16% de los armadillos da positivo en brucelosis, una incidencia muy elevada comparada con especies silvestres, como la liebre (5,6%), o domésticas, como el cerdo (2%), con las que comparten hábitat. Con estos resultados “surgen preguntas sobre el rol que juega la enfermedad en esta especie y el rol que juega el peludo en su transmisión a otras especies y al ser humano”, declara a DiCYT Marta Kin, investigadora de la Universidad Nacional de La Pampa.

 

La brucelosis más conocida es la bovina (Brucella abortus), pero la vacunación obligatoria ha logrado disminuir la prevalencia en Argentina a menos del 1%. Sin embargo, se siguen registrando casos en humanos y, al identificar las cepas se ha comprobado que el 0,81% son debidos a Brucella canis; el 39,5%, a Brucella melitensis; el 20,4%, a Brucella abortus; y el 39,2% de los casos son debidos a Brucella suis. “Esto nos está indicando que la brucelosis en humanos es mayoritariamente debida al contagio por otros animales distintos al bovino. Por eso, la presencia de Brucella suis en peludos aporta información que contribuirá a evitar el contagio de esta enfermedad”, afirma la experta.

 

El armadillo es un mamífero consumido por el ser humano y por algunas especies de la fauna silvestre y cohabita con animales domésticos y silvestres, así que los científicos no descartan que el peludo transmita la bacteria incluso al ganado bovino, aunque son necesarios más estudios para comprobarlo.

 

Prevención

 

Los conocimientos generados en esta investigación “ayudaran al diseño de programas de prevención en humanos que estén en estrecho contacto con los peludos, a través de los cuales podrían adquirir la enfermedad si no se toman medidas de precaución”.

 

A partir de ahora, los investigadores están interesados en realizar estudios a nivel molecular para ver si esta especie es la misma que se ha detectado en los cerdos domésticos y en la liebre europea, ya que estos dos mamíferos presentan la misma especie y el mismo biotipo de Brucella que el armadillo.

 

La brucelosis es una importante zoonosis a nivel mundial, ya que afecta a una amplia variedad de animales, tanto domésticos (bovinos, porcinos, caprinos, ovinos, equinos y cánidos) como silvestres (entre ellos destacan la liebre europea, zorros, alpacas, búfalos, ciervos, mapaches, jabalíes, focas y lobos marinos). En el hombre se caracteriza por producir fiebre, pero su diagnóstico es complejo.

 

Referencia bibliográfica 

 

Brucella suis in armadillos (Chaetophractus villosus) from La Pampa, Argentina. Marta S. Kin, Marcelo Fort, Susana T. de Echaide, Emma B. Casanave. Veterinary Microbiology, 2014. doi:10.1016/j.vetmic.2014.01.039