Social Sciences Spain , España, Friday, April 02 of 2004, 20:00

La Confederación de Sociedades Científicas Españolas promoverá la creación de un Pacto de Estado para la Ciencia

Pablo Espinet, catedrático de Química Inorgánica de la Universidad de Valladolid, elegido recientemente secretario general de la organización

BGA/DICYT El catedrático de Química Inorgánica de la Universidad de Valladolid, Pablo Espinet Rubio, recientemente elegido secretario general de la Confederación de Sociedades Científicas Españolas (Cosce), ha expresado a DICYT su preocupación por la escasez de alumnado con vocación científica en la rama de Ciencias, y ha resaltado la intención de su organización de mantener diversas reuniones con el nuevo Gobierno, una vez que esté formado, para lograr el establecimiento de un Pacto de Estado para la Ciencia.


El conocido catedrático se convierte así en el secretario general de una agrupación de 43 sociedades científicas que representa a unos 20.000 científicos españoles y que se plantea como principal objetivo lograr que la educación científica y la investigación sean elementos esenciales de la Nueva Economía. Esta agrupación integra científicos de Artes, Humanidades y Ciencias Sociales, Matemáticas, Física y Tecnologías Físicas, Química y Tecnologías Químicas; Ciencias de la Vida y de la Salud; Ciencias de la Tierra, Agricultura y Medioambiente, y Ciencias y Tecnologías de los Materiales y de la Información y la Comunicación.

La formación nació a mediados de marzo y se ha convertido en el grupo de científicos más fuerte de España que se une bajo las pretensiones de conseguir una mejora de la Política Científica y abogar por la Ciencia como fuente de bienestar social.

Analistas permanentes


El acuerdo fundamental adoptado en su primera Junta de Gobierno es que la Cosce se constituye en analista permanente de la influencia de las políticas educativas e investigadoras sobre el desarrollo económico y social. Entre las primeras medidas que llevará a cabo, figura la de reclamar la necesidad de un Pacto de Estado para la Ciencia, como ya adelantaron en su última reunión el pasado mes de febrero.

Pablo Espinet ha señalado a DICYT que la Confederación está a la espera de que se constituya el nuevo Gobierno para comenzar los encuentros con los distintos grupos parlamentarios.

Asimismo, indicó que la labor de la entidad recién creada no afecta únicamente a la investigación científica, sino también a la educación y alertó de que nos encontramos ante "un grave riesgo de carecer en nuestra sociedad de personas formadas en temas de ciencia", ya que, según indicó, se ha producido una notable reducción de las vocaciones de los estudiantes, que se refleja en el número de matrículas. Igualmente, también se mostró preocupado por las notas con las que los alumnos llegan y cursan sus estudios universitarios, señalando que “se ha reducido el promedio de calidad”.

En este sentido, Espinet indicó que su prioridad no será tanto recuperar a los investigadores que han salido de España para realizar sus trabajos en el extranjero como procurar que los jóvenes que deben ser "el recambio" de los actuales investigadores tengan una formación adecuada para asumir las responsabilidades heredadas.


 

Cómo retener a los científicos de Castilla y León
Pablo Espinet también ha indicado a DICYT que Castilla y León se encuentra en una posición difícil para retener a los jóvenes con alta cualificación "ya que tiene dos polos de atracción muy fuertes, que son Madrid y Barcelona, el primero de ellos muy cerca", lo que, a su entender, hace "muy necesaria una inversión por parte de las administraciones autonómicas que permita la implantación de empresas cuya base de producción requiera este tipo de licenciados y doctorados”.

Alabó, no obstante, el trabajo realizado a través de los parques tecnológicos, como es el caso del situado en Boecillo, ya que "ya ha dado algunos resultados importantes y notables".