Science Spain Ávila, Friday, October 27 of 2006, 18:22

La granja escuela de San Martín de la Vega del Alberche recibe un accésit de Edificación Sostenible

El proyecto abulense contempla un edificio bioclimático de 1.200 metros cuadrados, construido con materiales no contaminantes y en el que se aprovechan las corrientes de aire y el sol

EC/DICYT El proyecto de granja escuela de la localidad abulense de San Martín de la Vega del Alberche ha sido galardonado con un accésit en la primera convocatoria de los premios de Edificación Sostenible de Castilla y León, a los que han concurrido 34 iniciativas y que han dado como triunfadoras a tres viviendas unifamiliares en Soto de Medinilla, una piscina climatizada cubierta en Toro (Zamora) y el Centro de Residuos Ambientales de Valladolid.

La granja escuela de San Martín de la Vega del Alberche responde al trabajo realizado por Florentino Hernández desde hace 30 años, si bien fue hace cuatro cuando se puso en marcha este centro de turismo rural situado cerca del río Alberche, en una finca de 7.000 metros cuadrados.

Se trata de un edificio bioclimático de 1.200 metros cuadrados construido con materiales no contaminantes, como es el caso de la piedra y la madera. Para su edificación se aprovecharon las corrientes de aire y el sol, de forma que se mejora la climatización. Además, esta iniciativa contempla la depuración de aguas grises y negras para su reutilización, así como el reciclado de los residuos que se generen durante su funcionamiento.

El proyecto incluye la instalación de barbacoas, dos invernaderos, un huerto, zonas deportivas y de ocio, un gallinero con corral, un parral con mesas, una balsa para patos y ocas, un picadero y una zona de flores aromáticas en el jardín. Con ello, según explica a DICYT Florentino Hernández, se pretende que "el visitante pueda disfrutar del medio rural aprendiendo a respetar el medio ambiente que le rodea".

Los premios de Edificación Sostenible de Castilla y León están organizados por las Consejerías de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León a través del Instituto de la Construcción, y están dirigidos a proyectos de edificación de cualquier tipología que contemplen criterios de desarrollo sostenible y respeto medioambiental.