Ciencia Chile , Metropolitana de Santiago, Miércoles, 09 de marzo de 2016 a las 11:07

La importancia de separar los residuos para evitar desastres

La directora de la carrera de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad Ambiental de la Universidad San Sebastián sede Santiago, Carolina Pizarro, advierte la necesidad de separar los materiales de desecho a fin de prevenir accidentes

USS/DICYT Dos incendios en el relleno sanitario Loma Los Colorados en la comuna de Tiltil, en menos de un mes, y un siniestro en el relleno de Santa Marta en enero, despertaron las alarmas sobre las medidas de seguridad con las que cuentan estos sitios de acopio de basura.

 

El impacto que estos eventos suponen, abren el debate sobre la planificación a la hora de instalar los rellenos sanitarios y la necesidad de contar con medidas que permitan prevenir esta clase de accidentes.

 

Para Carolina Pizarro, directora de la carrera de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad Ambiental de la Universidad San Sebastián sede Santiago, las causas de los incendios obedecen a que no existe una política de segregación de los desechos. “No separar los distintos residuos que se llevan al vertedero según su tipo conlleva la existencia de una mezcla de materiales que pueden producir una fácil combustión, tanto por la existencia de sustancias o compuestos que sean fácilmente inflamables, como por agentes que puedan gatillar el fuego, por ejemplo, el vidrio que puede generar un efecto lupa”.

 

Añade que “el tema de la segregación de basura es un trabajo que debería partir desde la casa y de cada persona, pero si eso no va apoyado con una política pública y con un incentivo para que se logre un sistema eficiente, claramente no funcionará. Obviamente, se debe velar porque esa implementación se efectúe desde el origen, pasando por los sistemas de recolección, donde efectivamente se resguarde esa segregación hasta el punto de destino de los residuos”.

 

La académica sostiene que “el 90% de lo que uno bota se podría reciclar o reutilizar”, y por eso es optimista: “detrás de todos los desastres hay oportunidades, y hoy eso está asociado al tema del reciclaje. Clasificar la basura y separarla según su tipo u origen puede favorecer su reutilización. Si sumamos a eso una separación entre la materia que puede ser degradada, es decir, la materia orgánica que se descompone naturalmente, ese proceso genera lo que llamamos biogás, que es una fuente renovable de energía.

 

Entonces, qué mejor que de nuestra basura poder tener una fuente de energía. Por eso no solo es importante reciclar, sino también una segregación que apunte a separar entre lo degradable y lo no degradable para obtener energía”.

 

Carolina Pizarro afirma que hoy en día existen en el mundo –y en Chile– la tecnología y el capital humano para mejorar los procesos; “pero debe existir un trasfondo cultural concatenado entre la voluntad del ciudadano y las autoridades para propiciar este tipo de iniciativas”.

 

Impacto ambiental

 

Sobre el impacto en la salud de las personas que suponen estos siniestros, la experta explica que “todo incendio es peligroso, porque todos emanan compuestos que son tóxicos. Cuando se queman moléculas carbonadas complejas generan muchos componentes que son dañinos para la salud”.

 

“Cuando se quema algún compuesto halocarbonado, como por ejemplo, el cloroformo particularmente relacionado con los desechos hospitalarios, o freones que están presentes en los aerosoles, puede producirse un compuesto que es cancerígeno, que son las dioxinas; pero además, en cualquier combustión se emite CO2, monóxido de carbono, óxidos de azufre, óxidos de nitrógeno y material particulado, entre otros, que son agentes contaminantes”, recalca.