Ciencia España , Valladolid, Martes, 13 de julio de 2010 a las 16:04

La Policía de Valladolid estrena su sistema de entrenamiento virtual

El simulador, desarrollado por el Centro de Excelencia en Sistemas de Seguridad de Indra en León, se ha instalado en las últimas semanas

CGP/DICYT La Policía de Valladolid ha estrenado hoy su nuevo sistema de entrenamiento virtual, un simulador que combina las técnicas de realidad virtual e inteligencia artificial para reproducir escenarios y personajes que facilitan el adiestramiento de los agentes sin riesgo. Con esta iniciativa, que ha supuesto una inversión de cerca de un millón de euros por parte del Fondo Estatal de Inversión Local, Valladolid se convierte en uno de los primeros ayuntamientos del país en incorporar tecnología avanzada para el entrenamiento de sus cuerpos de seguridad. El simulador ha sido desarrollado por el Centro de Excelencia en Sistemas de Seguridad (CES) que Indra tiene ubicado en León.

 

Alberto Calvo, director de Sistemas de Seguridad de la empresa, ha detallado en declaraciones recogidas por DiCYT las prestaciones del simulador, que ha sido instalado en las últimas semanas. “Existe una zona dedicada al entrenamiento virtual y otra al entrenamiento táctico, ambas para el adiestramiento policial en el manejo de armas”, explica el experto, quien subraya que se trata de las armas que llevan los agentes de forma habitual modificadas para que no se utilicen con balas durante los ejercicios.

 

En la zona de entrenamiento virtual se pueden realizar prácticas de tiro en una galería y también ejercicios en diversos escenarios, “que puede programarse para cambiar su desarrollo”, de forma que se recrean intervenciones en edificios, en la vía pública o en oficinas bancarias, por ejemplo. “Hay 19 ejercicios preprogramados y el sistema permite a la policía configurar sus propios entrenamientos”, apunta Calvo. Asimismo, la secuencia del ejercicio puede grabarse y existe un dispositivo de fuego hostil controlado por ordenadores “que lanza unas bolas para que el policía se mantenga en tensión durante toda la sesión”.

 

Este dispositivo se puede trasladar a la zona táctica en la cual “los policías intervienen no en un escenario virtual, sino en uno con paredes y mobiliario reconfigurable”. En ella los policías tienen que entrar en salas, abrir puertas y complementarse. Por otro lado, las instalaciones cuentan con una zona de preparación y análisis de ejercicios que sirve para las dos áreas, en la que se explica el objetivo del entrenamiento y una vez completado, se registra y se vuelve a mostrar para corregir fallos.

 

Escenarios en tres dimensiones

 

Desde el punto de vista tecnológico, las herramientas y el software empleados permiten representar en una pantalla un mundo virtual formado por escenarios y personajes en 3D con los que el alumno interactúa. Todos los personajes que forman parte del mundo virtual están dotados de inteligencia artificial, por lo que pueden a su vez responder a las distintas acciones que se produzcan provenientes de los agentes que estén entrenándose, o por decisión del instructor.

 

El simulador también permite reproducir una galería de tiro virtual, cuya principal misión es la de preparar a los alumnos para la realización de las prácticas con tiro real, aunque en ningún caso sustituirlas. El instructor puede utilizar el simulador para entrenar los aspectos técnicos del tiro de una forma segura, sana (sin partículas de pólvora, ni plomo) y económica. La simulación del arma se realiza partiendo de una real, sin modificación ergonómica alguna, para lograr las mismas prestaciones y funcionalidad que el tirador tendría con ella. El sistema hace que el agente tenga las mismas sensaciones que en el disparo real ya que se utiliza el arma real y se simula el retroceso a través de aire comprimido.