Ciencia Costa Rica , Heredia, Miércoles, 10 de abril de 2013 a las 13:32

La reproducción in vitro vegetal a un menor coste

La conservación genética de algunas especies es el mayor objetivo de la propagación in vitro vegetal

UNA/DICYT Desde el Laboratorio de Cultivo de Tejidos Forestales del Instituto de Investigación y Servicios Forestales de la Universidad Nacional (INISEFOR-UNA), se trabaja con un Sistema de Inmersión Temporal (SIT), implementado gracias a una pasantía del académico Marcos Daquinta, del Centro de Bioplantas de la Universidad de Ciego de Ávila en Cuba. 

“Este sistema se forma con dos frascos de vidrio, uno para el crecimiento de los explantes y otro para mantener el medio de cultivo líquido. Ambos se conectan a través de orificios en las tapas con una manguera de silicón autoclavable. En el interior se coloca otra tubería similar con puntas de micropipeta que sirven para que el medio de cultivo circule de un frasco a otro, dependiendo de la apertura o cierre de las electroválvulas encargadas de controlar el flujo de aire, todas ellas se conectan a un temporizador que se programa para determinar la frecuencia y duración de la inmersión”, explicó Andrea Hernández, estudiante de la Escuela de Ciencias Biológicas, quien realizó su tesis basada en el rendimiento de este sistema.


Para Alejandra Rojas, investigadora del INISEFOR-UNA, la diferencia entre este sistema y uno que trabaja con medios de cultivo semisólidos, es que el valor final de las plantas propagadas por SIT es menor en un 80 por ciento a las producidas a través de cultivo semisólido.

El ensayo de Hernández se basó en establecer un protocolo para el cultivo de Melina (Gmelina arbórea), donde determinó que este sistema aumenta el coeficiente de propagación. “Luego de un mes, los explantes son más grandes y vigoroso y se obtiene un mayor número de brotes que con el cultivo en semisólido”.

Con cuidado

A pesar de tener múltiples ventajas, el desarrollo de este sistema requiere de un material totalmente limpio, de lo contrario se podría contaminar todo el ensayo. “Si bien el sistema no requiere de manipulación durante el mes de cultivo, sí se debe mantener vigilado, ya que los brotes pueden presentar el fenómeno de hiperhidricidad o exceso de acumulación de agua en sus tejidos”, detalló Rojas.

Para la investigadora el siguiente paso es la estandarización de protocolos para la propagación masiva. “En los laboratorios públicos existen protocolos de propagación in vitro por medio de cultivo semisólido, nuestra idea es estandarizarlos y propagar masivamente especies como la caoba y otras a través del SIT. Además, esta es otra forma de ofrecer por medio de la venta de servicios, “otra técnica de propagación de especies vegetales, de forma masiva a menor costo”.