Ciencia España , Salamanca, Lunes, 11 de marzo de 2013 a las 18:09

La tecnología, clave para afrontar la subida del nivel del mar

José Abel Flores, experto de la Universidad de Salamanca, explica que el cambio climático afectará a los océanos y que los países desarrollados podrán enfrentarse mejor al problema

BAC/DICYT José Abel Flores, catedrático en Micropaleontología y Oceanografía de la Universidad de Salamanca, ha inaugurado hoy la Semana Verde de esta institución académica con la conferencia Planeta Océano, en la que ha explicado que el cambio climático tendrá graves consecuencias como la subida del nivel del mar, un hecho irreversible e inminente aunque aún no se conocen sus dimensiones.

 

"Va a subir el nivel del mar de una forma inmediata, nosotros lo vamos a ir viendo ya”, asegura el experto en declaraciones recogidas por DiCYT. Sin embargo, serán las próximas generaciones las que tengan que enfrentarse al problema.

 

Las masas profundas de agua se calientan, el océano se dilata y los glaciares continentales están perdiendo masa de hielo que también acaba en el mar, así que todos esos factores explican la subida del nivel del mar, según ha explicado. La gran pregunta es cuánto subirá y para encontrar una respuesta están trabajando los especialistas, pero será al menos “del orden de decenas de centímetros en el próximo siglo”, señala José Abel Flores.

 

Las consecuencias serán múltiples. “En zonas costeras de países particularmente turísticos como el nuestro la dinámica de costas se va a ver alterada, las playas cambiarán, los proyectos de puertos y otras cuestiones relacionadas con las costas también se verán alteradas”, comenta.

 

Además, países de otras latitudes donde viven al nivel del mar “van a sufrirlo bastante más que nosotros”, advierte el oceanógrafo. “Aquí, las mejores condiciones económicas, a pesar de la situación actual, van a posibilitar que se solvente el problema a través de la tecnología, pero no va a ser el caso de otras sociedades”, añade.

 

Adaptación

 

El ser humano tendrá que adaptarse al cambio climático. “No nos queda más remedio, la sociedad y la economía se van a tener que acomodar y situarse en el contexto que les corresponden con este cambio de escenario climático, pero lo va a conseguir”, indicó.


En cualquier caso, en el contexto de las actividades que se desarrollan estos días en el marco de la Semana Verde de la Universidad de Salamanca, José Abel Flores reivindicó que es necesaria una concienciación permanente, porque el fenómeno es imparable.

 

“La inercia del clima, del océano en concreto, es ahora mismo irreversible. Hay aspectos como la reducción en emisiones que pueden ralentizar el proceso, es decir, hacer que no se alcancen los niveles a los que se llegaría si se mantuviese el incremento actual de la emisión de gases invernadero”, apunta. Sin embargo, ni siquiera se está logrando este objetivo, puesto que el pasado verano se batieron récords de concentración de dióxido de carbono en la atmósfera.