Science Mexico México, Thursday, February 23 of 2012, 10:19

La temperatura influye en la determinación del sexo en peces

Si la temperatura se mantiene por debajo o arriba de un valor crítico, por ejemplo 20 grados, se producirán sólo machos

Agencia ID/DICYT La temperatura del mar está relacionada con el metabolismo de los peces, lo que provoca reacciones bioquímicas que ocurren en las células y repercuten en su crecimiento, reproducción y determinación de sexo. Así lo da a conocer un estudio que lleva a cabo el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE).

 

En el caso particular de los peces planos (aunque no es privativo de este grupo), estudian el efecto de la temperatura sobre el proceso de diferenciación sexual.

 

Esto significa que el clima tiene un efecto profundo sobre el desarrollo de sexo en estos organismos, al determinar si un individuo será hembra o macho, explicó el doctor Benjamín Barón Sevilla, investigador del Departamento de Acuicultura del CICESE.

 

“La forma en que la temperatura define el sexo es posible que esté involucrado el gen que codifica la enzima (proteína que cataliza o facilita una reacción bioquímica) llamada P450 aromatasa, que participa en la conversión de testosterona, esteroide sexual masculino en estradiol (esteroide sexual femenino), ya que este sistema enzimático (gen-enzima) es regulado por la temperatura y determina el sexo del pez plano”, detalló el titular de la investigación.

 

Por tanto el género de esta especie se define durante los primeros días de la vida, después de salir del huevo, justo cuando se forma la gónada que dará origen a un testículo o un ovario.

 

De modo que si la temperatura se mantiene por debajo o arriba de un valor crítico, por ejemplo 20 grados, se producirán sólo machos, de acuerdo al estudio del pez plano lenguado de California (Paralichthyscalifornicus), que lleva a cabo el CICESE.

 

Estas observaciones se han hecho a nivel laboratorio y con base en los estudios realizados por otros investigadores a partir de dos especies de lenguados (lenguado japonés y del sur de Estados Unidos), emparentadas con la especie que estudia este centro de investigación.

 

“Los resultados que tenemos no son concluyentes, han planteado un mayor enigma ya que hasta ahora, todos los lenguados cultivados en el laboratorio, independientemente de la temperatura en la que se han desarrollado (entre 15 y 27 grados) han resultado machos”, explicó.

 

Lo anterior, indicó el especialista del CICESE, probablemente es un efecto de las condiciones en las que estamos cultivando el pez plano, pero aún no “encontramos” qué factor de este ambiente artificial es el que ocasiona dicho efecto.

 

Cabe destacar que en la naturaleza, la proporción sexual tiende a ser mayor para las hembras, lo que ocurre es que el ambiente marino es heterogéneo, por lo que los millones de “lenguaditos” que eclosionan (salen del huevo) a lo largo de la costa donde habitan los progenitores, desde la frontera entre Canadá y Estados Unidos, y hasta Bahía Magdalena en Baja California Sur, están expuestos a diferentes temperaturas que favorecen al desarrollo de hembras y machos.

 

“Lo más probable es que si esta especie logra adaptarse al cambio climático, no se registren transformaciones importantes en la proporción sexual de sus poblaciones naturales”, concluyó Barón Sevilla.

 

El estudio del CICESE está encaminado hacia lo producción controlada de lenguados para fines de cultivo comercial. Esta especie se captura en las costas de Baja California en México y de California en Estados Unidos, son peces que alcanzan hasta 1.5 metros de longitud y 30 kilos.