Ciencia Perú , Perú, Martes, 11 de septiembre de 2012 a las 10:15

La Universidad Agraria La Molina produce biodiesel de la grasa del pollo y cuy

Utiliza grasa de animales que se desecha en el comedor universitario, restaurantes, camales, criaderos y avícolas

CONCYTEC/DICYT Con el fin de crear conciencia medioambiental y garantizar una sana alimentación en los jóvenes universitarios, el ingeniero José Calle Maraví, jefe de laboratorio de energías renovables de la Universidad Nacional Agraria de La Molina (UNALM), ha construido dos reactores para procesar grasa animal, aceites vírgenes y aceites usados en la preparación de comidas, y así transformarlos en biodiesel.

 

Este proyecto, subvencionado por el Concytec, en su primera etapa consistió en el diseño de un reactor (50 lt/batch) que permitiera transformar en biodiesel los aceites que el comedor de la mencionada universidad botaba después de usarlos en la preparación de las raciones alimenticias para los estudiantes.

 

“Nosotros rescatamos el aceite usado y quemado, en vez de arrojarlos a los desagües, lo usamos como biodiesel que tiene menos emisiones contaminantes que el diesel petrolero, aproximadamente 60% menos”, señala el Ingeniero Calle, quien con la ayuda del reactor, dictó varios cursos de extensión a diversas comunidades con el fin de cuidar el medioambiente y crear puestos de trabajo.

 

El ingeniero refiere que a partir de estos cursos se crearon varias empresas que ahora recolectan los aceites y los reciclan.

 

Bus Ecológico

 

En una segunda etapa del proyecto, el Concytec subvencionó la construcción de una planta piloto de 180 lt/batch para producir mayor cantidad de biodiesel. “Se tomó la decisión de probar el producto y lo mezclamos en un 30 por ciento con el diesel petrolero para abastecer de combustible a los buses de la universidad”, dijo.

 

Según explicó, el compromiso era hacer ver que el biodiesel producto de los aceites usados podía usarse en reemplazo del diesel en vehículos petroleros cumpliendo la norma técnica peruana de calidad.

 

El investigador agrega que por más de 10 años el biodiesel producido por su reactor, se viene utilizando en los buses de la UNALM. “Este biocombustible lo producimos a partir de los aceites utilizados por el comedor universitario que prepara de 3 mil a 5 mil raciones diarias y eso produce una cantidad significativa de aceite residual”.

 

Pollodiesel y Cuydiesel

 

La tercera etapa que el Concytec financió fue la implementación del Laboratorio de Energía Renovable que está en pos de la certificación de calidad. “Como ya se había generado empresas de producción de biodiesel, era importante un laboratorio para certificar la calidad del biodiesel”, acota Calle Maraví.

 

Este laboratorio se convirtió en la Unidad de Análisis de la Calidad del biodiesel. “Con esto no solamente explicamos a las empresas el proceso sino que controlamos la calidad de producción de su biodiesel. Actualmente estamos investigando con diferentes residuos orgánicos dentro de los que se encuentra la grasa de pollo; reciclamos su grasa, producimos biodiesel y lo estamos usando no solo en los buses sino en calderos y como disolvente industrial”, precisó.

 

En el laboratorio se han realizado más de 20 tesis a nivel pre y pos grado. “Hemos trabajado con aceites vírgenes de plantas como la palma y la jatropha entre otros; aceite de grasa de pollo, bovino, porcino, pescado y cuy, actualmente estamos investigando en combustibles de segunda generación con otros residuos, especialmente en el área agroindustrial convirtiéndolo en fuente de energía. No hay otra universidad por lo menos en el Perú que esté haciendo este tipo de investigaciones”, finalizó.