Ciencia Colombia Bogotá, Cundinamarca, Lunes, 14 de enero de 2008 a las 17:42

La Universidad Autónoma de Occidente desarrolla un modelo de gestión para reducir el impacto ambiental de la industria

La nueva estrategia no requiere nuevas inversiones en la institución que la adopta

MHO/NOTICYT/DICYT La ineficiencia energética que se presenta en el sector industrial colombiano, al producir con un índice de intensidad de energía alta, es uno de los problemas que se plantea resolver a través del “Programa de Gestión Integral de la Energía para el Sector Productivo Nacional”, desarrollado por el Grupo de Investigación en Energía (GIEN), de la Universidad Autónoma de Occidente y el Grupo de Investigación Gestión Eficiente de la Energía (KAI) de la Universidad del Atlántico, proyecto que se ejecutó durante 18 meses con la financiación de Colciencias y la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), del Ministerio de Minas y Energía.

“La propuesta fue crear un modelo de gestión energética estudiando los modelos existentes a nivel mundial y los desarrollados en Colombia en los últimos quince años, integrando las capacidades, conocimientos y experiencia en temas como gestión energética, eficiencia térmica y energética eléctrica de los grupos investigadores de las dos universidades”, comentó Ciro Enrique Quispe, director del GIEN.

Este modelo permite implementar en la empresa un sistema de gestión que tiene como finalidad optimizar el consumo energético y aumentar la productividad de la organización, alcanzando una cultura energética que promueva la competitividad y la reducción del impacto ambiental de la industria.

“Hasta ahora las empresas están comenzando a considerar los costos de la energía que gastan para producir, reconociendo que ésta debe ser manejada de forma eficiente”, sostuvo el investigador Ciro Quispe. Por ello, la aplicación a nivel nacional en las diferentes industrias colombianas es una de las proyecciones a corto plazo.

La instalación del modelo se lleva a cabo en tres etapas, la primera instancia es una etapa denominada decisión estratégica en la que se busca comprometer a la alta gerencia de la empresa, con el objetivo que la organización esté alineada hacia un mismo fin. En la segunda etapa de instalación del sistema se establecen indicadores, se determinan variables de control, se establece un sistema de monitoreo y se realiza un diagnóstico energético, entre otras actividades.

Por último, en la tercera etapa de operación y seguimiento del sistema se realizan evaluaciones y planes de entrenamiento que permiten la mejora continua. “El modelo se concibe de tal forma que integra todos los sistemas presentes en la organización, desarrollando en total 21 actividades las cuales, al final con la implementación del sistema de gestión, permiten alcanzar ahorros en el consumo de energía de la empresa de hasta un 25%”, afirmó Juan Ricardo Vidal Medina, investigador del GIEN.

La metodología y herramientas del modelo de gestión integral de la energía, aplicable a industrias del sector productivo, especialmente a grandes y medianas empresas, es una tecnología de baja inversión que está disponible a la comunidad a través del portal web de la UPME, con el objeto de que pueda estar al alcance de los colombianos y que con la asesoría adecuada se logre implementar en las organizaciones que busquen optimizar su consumo energético.

“La diferencia fundamental de este modelo es que se le enseña a la empresa a administrar la energía, preparando a los operarios para el uso óptimo de sus equipos generando ahorros de cero inversión, pues no se necesita invertir dinero como en otros sistemas y se identifica realmente cuánta energía se está gastando por proceso y no de forma general”, declaró el docente investigador Quispe.