Ciencia Ecuador , Ecuador, Jueves, 11 de marzo de 2010 a las 14:07

La Universidad Católica de Quito investiga de manera interdisciplinaria con la Universidad de Ohio

Adelantan proyectos de investigación biológica y biomédica, actividades de vigilancia epidemiológica

UCQ/AD/DICYT El Centro de Investigación en Enfermedades Infecciosas (CIEI) fue creado en cooperación con el Instituto de Enfermedades Tropicales de la Universidad de Ohio, a través de su director doctor Mario J. Grijalva, con el fin de realizar trabajos de investigación biológica y biomédica, actividades de vigilancia epidemiológica y programas de educación y entrenamiento en el Ecuador. El énfasis de las actividades está en el desarrollo de la infraestructura y el entrenamiento del personal que permita fortalecer la capacidad para realizar investigación en el Ecuador, respetando las normas bioéticas y de bioseguridad internacionales. Los principales proyectos de investigación se enfocan al momento en diversos aspectos relacionados con la Enfermedad de Chagas y el mejoramiento de la seguridad y calidad de la sangre donada en el Ecuador.

 

 

El CIEI trabaja conjuntamente con el Ministerio de Salud Pública del Ecuador, la Cruz Roja Ecuatoriana, PLAN Internacional y la Universidad de Ohio. La amplia red de colaboradores nacionales e internacionales, conjuntamente con personal altamente capacitado, permiten diseñar y ejecutar proyectos de investigación utilizando tecnología de punta, con aplicaciones que benefician directamente a los Ecuatorianos.

 

El CIEI cuenta con apoyo técnico y financiero del Programa Especial para Investigación y entrenamiento en Enfermedades Tropicales de la Organización Mundial de la Salud. El grupo de trabajo cuenta con unas 25 personas en Ecuador (investigadores, técnicos de campo y laboratorio, estudiantes) y unas 10 personas en en la sede estadounidense de Ohio.

 

La alta prevalencia de enfermedades tropicales en países en desarrollo es una consecuencia de un gran número de cuestiones que se unen para crear un ambiente propicio para la propagación de la enfermedad. Un elemento clave para la mejora de la salud de una población es la mejora de las condiciones de vida y la información acerca de la prevención a nivel de la comunidad.

 

Actualmente están trabajando en un programa que plantea examinar de primera mano los problemas que obstaculizan el desarrollo socio-económico de la comunidad y sus consecuencias respecto de la incidencia y prevalencia de la enfermedad.

 

Los trabajos contemplan visitas a centros médicos modernos ubicados en Quito, así como a las instalaciones rurales en el Napo (Alto Amazonas), Tungurahua (Andes) y Manabí (costa del Pacífico). En estas áreas, se visitarán las comunidades para examinar de manera general las cuestiones relacionadas con la salud pública, prestación de atención de salud, socio-comunitaria de desarrollo económico y educativo.

 

El grupo va a interactuar directamente con los líderes comunitarios, proveedores de cuidado de la salud y maestros de escuela. Además, vamos a visitar los centros regionales de atención de la salud e interactuar con los funcionarios de salud pública a nivel provincial.

 

El trabajo se ha estructurado en mesas redondas contando con la participación del grupo de investigación de salud pública y miembros de la comunidad, lo que permite la discusión de las observaciones y el intercambio de puntos de vista entre los participantes.También se examinará el papel que desempeñan los curanderos tradicionales como proveedores de atención de la salud y sus interacciones con la "creación occidental" médica.

 

El carácter multidisciplinario del programa hace que sea adecuado para los estudiantes Pregrado y Posgrado interesados en la Salud Pública y la Medicina, el Medio Ambiente, Desarrollo Internacional, Educación para la Salud, de Socorro Internacional, Biología, Ingeniería, Ciencias Políticas, Economía, Sociología, Antropología, entre otros.

 

La ruta propuesta para el año 2010
 
Después de aterrizar en Quito, la capital de Ecuador, se viajará al corazón de la selva tropical en la cuenca del alto Amazonas, donde se visitarán varias zonas de la provincia de Napo y se realizarán actividades en las comunidades rurales de la selva tropical. Posteriormente los investigadores viajarán a los Andes, para visitar la provincia de Tungurahua, a lo que se sumarán una serie de viajes a la   costera donde se encuentran las comunidades de la provincia de Manabí, cercanas al Océano Pacífico.