Ciencia Portugal , Castelo Branco, Martes, 19 de mayo de 2015 a las 19:10
INESPO II

La Universidad de Beira Interior desarrolla tecnologías para la asistencia a personas mayores

Las nuevas tecnologías mejoran la calidad de vida y la autonomía de las personas de edad avanzada y de sus cuidadores

José Pichel Andrés/DICYT El grupo de investigación NetGNA (Next Generation Networks and Applications Group) de la Universidad de Beira Interior trabaja en el desarrollo de tecnologías que se pueden aplicar al ámbito de la salud y, en especial, al cuidado de las personas mayores. A través de desarrollos tecnológicos como sensores corporales y señales móviles se puede mejorar la calidad de vida y facilitar la independencia de personas de edad avanzada.

 

Es lo que se conoce como Ambient Assisted Living (AAL), que promueve que las personas mayores mantengan su autonomía el mayor tiempo posible con el apoyo de las nuevas tecnologías. Ante el envejecimiento de la población, especialmente en Europa, el objetivo es prolongar el tiempo que las personas pueden vivir de forma digna en su propia casa y mejorar la eficiencia económica de los servicios asistenciales.

 

Uno de los proyectos más recientes de este grupo vinculado al Departamento de Informática de la Universidad de Beira Interior ha sido el proyecto AAL4ALL - Ambient Assisted Living for All, que ha contado con la participación de 34 socios, incluyendo multinacionales como Microsoft. En esta iniciativa, que se ha desarrollado desde 2011 hasta la actualidad, “asumimos el liderazgo de la tecnología móvil”, explica el investigador Joel Rodrigues.

 

El objetivo del proyecto ha sido promover una serie de productos y servicios validados con ensayos a gran escala y que, en algunos casos, ya están disponibles para su comercialización. Un ejemplo de la tecnología desarrollada por el equipo de la Universidad de Beira Interior es un sistema de localización que se puede acoplar en un zapato. A través de señales de GPS y GSM envía su posición en tiempo real. De esta manera, las personas que sufren problemas neurodegenerativos, como la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, podrían disfrutar de una mayor libertad para salir a la calle al tiempo que son monitorizadas por sus familiares o cuidadores.


Una mayor independencia


Del mismo modo, la tecnología permite tener sensores corporales que miden la temperatura o realizan un cardiograma y almacenar esa información en tiempo real a través del teléfono móvil. “Con el apoyo de la tecnología es posible que algunos pacientes no necesiten estar en el hospital y que ganen independencia no solo ellos sino también sus familiares”, explica Joel Rodrigues.

 

En colaboración con Microsoft, el grupo NetGNA llevó a cabo una experiencia de monitorización en la ciudad de Covilhã con personas mayores de 65 años. Durante varias semanas se almacenaron multitud de datos y se obtuvieron resultados “muy buenos”, por ejemplo, con la incorporación de sensores ambientales en las habitaciones, que puede medir la calidad del aire.

 

Esta línea de investigación en tecnología para la salud es muy importante dadas las previsiones mundiales, que apuntan a que en 2050 alrededor de un 16% de la población tendrá más de 65 años, una cifra que se puede multiplicar en algunos países europeos.

Data Center


Sin embargo, el grupo de investigación NetGNA también se ocupa de otros campos de la investigación en nuevas tecnologías, como las grandes redes de computación. En este sentido, destaca el impulso de Joel Rodrigues para la creación del Data Center PT Covilhã, uno de los mayores centros de procesamiento de datos del mundo, en el que participa tanto la Universidad de Beira Interior como la compañía Portugal Telecom. Este centro ofrece servicios de cloud computing o computación en la nube y en la actualidad se encuentra en un momento de formación de especialistas que posteriormente se quedarán trabajando en Covilhã.