Ciencia Chile , Metropolitana de Santiago, Viernes, 12 de febrero de 2010 a las 19:05

La Universidad de Chile cuenta con un simulador de partos

Un proyecto de innovación curricular pone a disposición de los estudiantes de Medicina este moderno aparato

UCHILE/DICYT Noelle es la nueva paciente de esta unidad de pregrado. Es una madre a punto de dar a luz a su hijo, una y mil veces, para que los estudiantes puedan practicar las maniobras pertinentes, en condiciones normales o patológicas. Es la nueva adquisición del proyecto Mecesup para innovación curricular. Noelle llegó a la Facultad de Medicina, junto a su hijo para mostrar sus cualidades clínicas, las cuales generarán "competencias, habilidades y destrezas en nuestros alumnos, de manera previa a su labor directa con pacientes", explicó la profesora Hilda Bonilla, directora de la Escuela de Obstetricia.

 

Añadió que su llegada es la culminación de un largo anhelo del cuerpo académico, "que pudimos concretar gracias al apoyo del proyecto Mecesup para Innovación Curricular, porque es un equipo de alto costo [alrededor de 10.000 dólares americanos] que nos servirá para que los estudiantes puedan iniciarse en las habilidades y destrezas indispensables para atender un parto, de manera segura y previamente a que empiecen la asignatura de Obstetricia, ya innovada, en la cual ya tienen contacto con madres por tener a sus hijos. Además, podremos evaluar la adquisición de estas competencias", agregó.

 

Este simulador no sólo puede hacer partos normales, sino que puede ser preparado para generar nacimientos complicados y los estudiantes pueden tratar a la madre y al feto o al recién nacido antes o después del parto; la madre puede ser intubada y se eleva el pecho al ventilar, tiene brazo intravenoso, sonidos cardíacos, la piel de su vientre puede retirarse para visualización o colocación del feto y su cervix es movible de 2 a 10 centímetros según el feto avanza al nacer. El bebé por nacer es articulado con su placenta y ambos se pueden colocar en múltiples localizaciones. Además, el feto puede rotarse para nacer en distintas posiciones, para practicar una retención de hombro, un nacimiento en posición podálica o con circular al cuello. Incluso, viene junto a otro bebé, igual a un recién nacido -que también tiene pulso y se lo puede cateterizar-, para practicar el cuidado neonatal.

 

Probada por las docentes, la profesora Patricia Elgueta se manifestó sorprendida por lo realista del modelo S550 de Gaumard, nombre científico de Noelle: "se siente igual a un parto real", dijo, al atender el primer nacimiento de los muchos que tendrá el bebé de esta eterna madre de la Escuela de Obstetricia.