Ciencia Honduras , Honduras, Viernes, 19 de febrero de 2016 a las 10:19

La Universidad de Texas y la UPI llevarán a cabo un proyecto conjunto de desalinización

Este mes se definirá si el proyecto se desarrolla en un pozo profundo para abasto de agua potable o en la zona del corredor seco de Honduras para uso agrícola

UPI/DICYT El Gran Desafío para el Desarrollo para el aseguramiento de Agua y Alimento y la Oficina de Recuperación Ambiental de Estados Unidos anunciaron el lanzamiento del ‘Premio Desal’, un desafió a los innovadores de todo el mundo para crear tecnologías rentables, con auto eficiencia energética y procesos de desalinización sostenibles con el medio y que puedan proporcionar agua potable para los seres humanos, así como el agua adecuada para los cultivos en los países en desarrollo.


Después de haber hecho la competencia mostrando la ventaja tecnológicas de como desalinar agua salobre con tecnologías no convencionales de varias universidades competidoras, la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID), la Agencia de para el Desarrollo internacional de Suecia (SIDA) y el Gobierno de Holanda, anunciaron a los ganadores: el MIT (Massachusetts Institute of Technology) y la Universidad Estatal de Texas ‘El Paso’, que propuso tecnología de electrodiálisis bajo el sistema ‘ZDD’ o ‘Zero Discharge Desalination’ (Descarga de Desalinación Cero).


Estas universidades ganadoras han sido invitadas por el USAID en brindarle apoyos financieros para desarrollar sus tecnologías en países en desarrollo. Fue así que la UTEP identificó a la hondureña Universidad Politécnica de Ingeniería (UPI) como contraparte nacional para el desarrollo de un proyecto piloto y además a celebrar convenio de colaboración por 10 años en la asistencia técnica, investigación científica, doble titulación, intercambios académicos y otros beneficios con la que la UPI fortalecerá muchas áreas para el beneficio de sus estudiantes, profesores y de la académica hondureña.


Este mes de febrero se definirá si el proyecto piloto se desarrolla en un pozo profundo del SANAA en Tegucigalpa para abasto de agua potable o en su defecto se selecciona otro en la zona del corredor seco de Honduras para uso agrícola.