Ciencia Nicaragua , Managua, Jueves, 22 de julio de 2010 a las 11:09

La Universidad Nacional Agraria presenta los resultados del estudio de peligrosidad aviaria

Una población de hasta quinientos zopilotes amenaza las rutas de despegue y aterrizaje de los aviones en el Aeropuerto Internacional de Managua

UNA/DICYT Las autoridades de la Universidad Nacional Agraria (UNA) entregaron recientemente a los representantes del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino de Managua los resultados de un estudio denominado Caracterización de las condiciones que favorecen la presencia de aves dentro del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino. Miguel Garmendia, especialista en fauna silvestre y docente investigador de la Facultad de Recursos Naturales y del Ambiente de la UNA, dio a conocer que este estudio se llevó a cabo en aras de contribuir a la disminución del peligro aviario y detalló que uno de los hallazgos que arrojó el estudio fue la determinación de que el cien por ciento del peligro aviario lo crean los zopilotes, especie de buitre americano característica de México y Centroamérica.

 

También se determinaron sus focos de atracción como son los basureros, desperdicios de mataderos, en muchos casos ilegales, que depositan los desechos sólidos en lugares no apropiados y que por lo tanto crean condiciones atrayentes para las aves de rapiña.

 

“El zopilote es peligroso para las aeronaves por su peso corporal. Un ejemplar adulto puede pesar hasta cinco kilogramos, pueden elevar su vuelo aproximadamente hasta quinientos metros de altura, se reúnen por las mañanas a las orillas del lago de Managua en grupos de hasta quinientos miembros y, por la tarde, se dividen en pequeños grupos de treinta individuos”, expresó Garmendia.


También agregó que uno de los principales problemas son los focos de atracción (para los zopilotes) que estan situados en zonas cercanas a la ruta circundante al aeropuerto que la aeronave debe seguir para aterrizar o despegar, siendo éstas las zonas críticas de las aeronaves, ante lo cual aparece un incremento del peligro.

 

Así mismo, a través del estudio, se brindan recomendaciones para disminuir el peligro aviario, como el monitoreo a los depósitos de residuos que realizan los mataderos, reubicación de basureros, control de las aves presentes en el aeropuerto y la realización de un cambio de vegetación que sea poco atractiva para las aves e insectos.

 

“No estamos pensando en eliminar o sacrificar los zopilotes ni otras aves presentes en el aeropuerto, sino en crear condiciones poco atractivas para estas, para que emigren y se trasladen a otros lugares. A esto lo llamamos manejo pasivo”, detalló el especialista.

 

Debido a su importancia, continuarán llevando a cabo actividades; por ejemplo, en cuanto al cambio de vegetación, para lo cual brindarán recomendaciones técnicas para el período, condiciones y manejo, y que sea efectivo el cambio de esta en la parte interna del aeropuerto; así como evaluar su establecimiento. La dinámica poblacional (natalidad, mortalidad y reproducción anual) de los zopilotes es también un tema de estudio próximo.

 

En la realización del trabajo participaron seis estudiantes de esta Alma Mater, los cuales trabajaron en tres diferentes temáticas: diversidad de aves en los alrededores del aeropuerto internacional de Managua, Augusto C. Sandino; Análisis del riesgo de impacto entre aves y aeronaves en el aeropuerto; y Caracterización de la vegetación y determinación de las especies atractivas para las aves, en las áreas verdes del aeropuerto.


Por su parte, Duilio Chavarría, Supervisor del Sistema de Seguridad Operacional del Aeropuerto, dijo que el estudio es importante para el control de riesgo e impacto de aves con aeronaves porque, con los resultados, se define la población, especies, habitat de cada una de ellas y el nivel de peligrosidad en orden de jerarquía.

 

Promotores del estudio

 

“El estudio permite hacer un plan de manejo a través del Comité de peligro aviario, que lo coordina el aeropuerto y está integrado por diferentes instituciones como el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARENA), el Ministerio de Salud (MINSA), el Ministerio Agropecuario y Forestal (MAGFOR) o el Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil (INAC), entre otras. Estas instituciones tienen diferentes funciones que cumplir en cuanto a la gestión del riesgo por medio del manejo de desechos sólidos que se ubican en las diferentes industrias instaladas en los alrededores del aeropuerto”, mencionó el ingeniero Chavarría.


“Nos regimos por normas internacionales, las cuales recomiendan que los aeropuertos trabajen en base a estudios ornitológicos y, con este estudio, damos cumplimiento a una de las recomendaciones del Organismo Mundial de Aviación y a las regulaciones nacionales de aeronáutica civil”, dijo el ingeniero Chavarría.

 

Así mismo, mencionó que desarrollarán un proceso educacional con las industrias cárnicas ubicadas en los alrededores del aeropuerto para que elaboren e implementen un plan de manejo de desechos sólidos y eviten la contaminación ambiental, que perjudica también a la salud de las personas.