Ciencia Portugal , Castelo Branco, Martes, 12 de mayo de 2015 a las 14:52
INESPO II

Las características de Covilhã le permiten construir una marca propia como ciudad de montaña

Investigadores de la Universidad de Beira Interior comparan las ciudades de los Alpes con el núcleo urbano más destacado de la Sierra de la Estrella para realizar propuestas para un desarrollo sostenible en el futuro

José Pichel Andrés/DICYT Un estudio de la Universidad de Beira Interior ha analizado las características de Covilhã como una ciudad única en Portugal por ser un núcleo urbano de montaña y con tradición industrial. En comparación con las buenas prácticas detectadas en ciudades de los Alpes, los autores del trabajo, publicado en la revista científica European Planning Studies, consideran que Covilhã tiene los elementos necesarios para construir una marca propia en sintonía con el entorno natural de la Sierra de la Estrella y que se tenga en cuenta para su desarrollo urbanístico, económico y social.

 

La investigación compara este enclave portugués con localidades de los Alpes porque el territorio alpino es “el paradigma de la montaña europea y sus ciudades generan fenómenos que se reflejan en otros territorios montañosos del continente”, explican a DiCYT Domingos Vaz y Maria João Matos, especialistas en sociología y arquitectura que han desarrollado el trabajo.

 

En los Alpes surgieron algunos fenómenos relacionados con el turismo y las marcas que unen la montaña con la sociedad de consumo, así como nuevas experiencias del uso del espacio y todo ello se ha extendido a otras regiones de montaña. Por eso, los autores del trabajo consideran que el análisis de la zona alpina es útil para estudiar otras realidades, en este caso, los núcleos urbanos, su evolución, la relación con su entorno y la sostenibilidad. Covilhã, como ciudad de tamaño medio y de cierta importancia económica, administrativa y funcional dentro de la Sierra de la Estrella es el equivalente portugués a las zonas urbanas de referencia en la zona alpina.

 

Los dos lugares comparten paradigmas dentro del contexto sociocultural europeo, como la competitividad, el consumo y las formas de vida. De forma paralela, el ecologismo o la búsqueda de identidad también son comunes. Por el contrario, el entorno alpino “tiene ejemplos muy positivos de sinergias entre el medio montañoso y el medio urbano no identificados en el contexto portugués”.

 

Las intervenciones en el espacio urbano no siempre consideran la relación con la naturaleza circundante, pero en las buenas prácticas identificadas existe “un diálogo entre la ciudad y la montaña” en términos de paisajes y vistas o a la hora de crear zonas verdes vinculadas temáticamente con el entorno natural que rodea al núcleo urbano. Sin embargo, en general los proyectos no hacen mucho hincapié en la interacción visual con el paisaje de montaña y en el caso de Portugal “la disociación es más flagrante, no existen instrumentos de planificación urbana específicos centrados en el valor del paisaje”.

 

A lo largo de tres siglos, Covilhã fue un polo de industrialización en pleno territorio de montaña, con una especialización económica en el sector textil impulsada por decisiones gubernamentales como la instalación en la ciudad de la Real Fábrica de Paños en el siglo XVIII. Su historia contrasta con la escasa industrialización de muchas otras áreas del país y le ha dado un carácter propio, a pesar de que la decadencia de la lana ha dejado paso a una economía más basada en los servicios. La creación de la Universidad de Beira Interior, en 1986, se enmarca en ese nuevo contexto.

 

Todo ello hace que la ciudad acumule características singulares que la pueden ayudar a tener una marca distintiva. En primer lugar, Covilhã tiene una cualidad única en el urbanismo portugués: es una ciudad de montaña, a lo que hay que añadir su tradición industrial. “La identificación con la región de montaña puede ser un punto de partida para la creación de una nueva marca urbana”, afirman los expertos, pero para ello es necesario estimular un debate científico, técnico y social.

 

En su opinión, el entorno natural debe impulsar un tipo de edificación que proporcione un ambiente urbano de alta calidad que, a su vez, favorezca actividades relacionadas con el conocimiento, como las que desarrolla la universidad, así como su atractivo externo.

 

Cooperación regional

 

Según los autores, el estudio demuestra que es necesario abordar las cuestiones sociourbanísticas desde la interdisciplinariedad y que la arquitectura contemporánea puede ser un vehículo de promoción de las ciudades. Para ello, hay que desarrollar capacidades técnicas para interpretar las posibles intervenciones. Además, sería importante impulsar la cooperación entre distintas localidades de Beira Interior, sobre todo en la situación económica actual, que exige racionalizar los recursos en los territorios con baja densidad de población.

 

La investigación se ha basado en anteriores estudios sobre Covilhã desde el punto de vista de la sociología urbana y de la arquitectura, así como en la búsqueda de información estadística y de planes urbanísticos. A partir de ahí, los autores realizaron una reflexión crítica sobre el papel de distintos actores para conseguir una ciudad sostenible en el futuro.

 

Hasta ahora, los planes urbanos siempre han sido lentos, fragmentados y discontinuos y la expansión urbana ha deteriorado el valor paisajístico. Por eso, en lo que se refiere al núcleo urbano “estamos a favor de un acercamiento entre la ciudad y la montaña”, recalcan los investigadores, mientras que a escala regional en necesaria una “reconstrucción institucional en la región de Beira Interior” en el sentido de que las instituciones deben crear redes de colaboración.

 

Referencia bibliográfica 

 

Regional Polycentrism in a Mountainous Territory: The Case of Covilhã (Portugal) and Alpine Cities. Domingos Martins Vaz & Maria João Matos. European Planning Studies, Volume 23, Issue 2, 2015. DOI: 10.1080/09654313.2013.865711