Ciencia España , Salamanca, Viernes, 11 de junio de 2010 a las 18:46

Las características geológicas de una zona son clave para la calidad de sus vinos

Agustín Muñoz Moreno, autor del libro 'Geología y vinos en España' ha explicado hoy en Salamanca la influencia que ejerce el suelo sobre la vid

JPA/DICYT Agustín Muñoz Moreno, autor del libro Geología y vinos en España, editado por el Ilustre Colegio Oficial de Geólogos, ha explicado hoy en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca las estrechas relaciones que existen entre las características de los caldos y las condiciones geológicas que presenta el terreno en el que se han cultivado las uvas que les dan origen. De todos los hechos que marcan un vino, las condiciones geológicas de una zona son de las más relevantes, puesto que determinan las características de los suelos de cultivo que a su vez determinan factores biológicos que se traducen en la calidad de las uvas, según ha explicado.

 

Según ha señalado el experto en declaraciones a DiCYT, cuatro factores influyen sobre la calidad de un vino: la variedad de la uva, el clima, el suelo y la elaboración humana. "En dos de estos factores influye la geología", ha asegurado. Por una parte, "la topografía, que crea barreras montañosas y, por lo tanto, condiciones climáticas especiales, está totalmente condicionada por la geología", apunta. Por otra parte, "el suelo es el factor más decisivo, debido a que es hijo de una roca madre y la composición de dicha roca condiciona el tipo de suelo".

 

En este sentido, "hay que tener en cuenta que un vino es una solución en agua de cientos de elementos además de alcohol. Todos estos elementos son resultado del metabolismo de la planta y están condicionados por la formación de enzimas y otras sustancias orgánicas y estas enzimas, a su vez, están muy condicionadas por la presencia de elementos procedentes del suelo, lo cual condiciona la calidad y la personalidad de los vinos", señala.

 

 

En cualquier caso, Agustín Muñoz Moreno ha señalado que la relación entre el vino y la geología es "un tema complejo y largo". La experiencia de este experto se basa en un trabajo de 15 años en la selección clonal de variedades que se cultivan en la Denominación de Origen de Ribeiro, en Galicia, y en Zamadueñas (Valladolid).

 

En su opinión, "en Castilla y León hay una gran diversidad y calidad en los vinos, pero también verdaderas maravillas que no se conocen, por ejemplo, la zona de Arribes", en Zamora y Salamanca. Asimismo, ha destacado que en las sierras de Salamanca hay una variedad, denominada Rufete, "que tiene un potencial extraordinario y desgraciadamente es muy poco conocida".