Ciencia España , Salamanca, Lunes, 15 de septiembre de 2008 a las 16:20

Las geociencias y el Planeta Tierra

Artículo de opinión de Jorge Civis Llovera, catedrático de Paleontología de la Universidad de Salamanca

DICYT El Planeta Tierra es un planeta vivo con una larga historia en el Sistema Solar. Con una antigüedad de más de 4.500 millones de años se han ido configurando, a lo largo de esta historia, los rasgos que la conforman: la litosfera, hidrosfera y atmósfera. Constituye el soporte de la vida, que en ella ha evolucionado, desde hace 3.800 millones de años aproximadamente. Soporte que los seres, que han ido poblando sucesivamente el Planeta, han explotado a lo largo de este tiempo.

 

Sin embargo, el ser humano, la sociedad en general, tiene poco conocimiento del escenario en el cual se ha desarrollado nuestra vida y nuestro progreso. Es poco consciente de la fragilidad del mismo y la necesidad de su buen uso.

 

Como decía , recientemente, el director del Instituto Geológico y Minero de España, las ciencias han contribuido y contribuyen a un incremento del bienestar social. Las Ciencias de la Tierra, las geociencias, participan en este proceso; sin embargo, la sociedad “¿es consciente de la necesidad de utilizar el gran acervo de conocimiento que los geocientíficos han generado y generan?”.

 

Con todo, asistimos al desencadenamiento de desastres naturales que nos conmocionan cuando, a través de los medios de comunicación, se nos informa de la pérdida de vidas humanas y elevados daños económicos, asistimos a la explotación, en muchas ocasiones irracional, de recursos naturales de nuestro planeta, que se agotan o son mal utilizados etc, y un reto y compromiso que la sociedad moderna debe plantearse es ayudar a que las generaciones futuras alcancen un mundo más seguro y más próspero.

 

Para hacernos una idea de la importancia de aprovechar el conocimiento geocientífico, en el Congreso de Geología del Terciario, celebrado en Salamanca en septiembre del pasado año, se ponía de manifiesto que la cuencas terciarias constituyen, en la Península Ibérica , una extensión de alrededor de 150.000 Kms2 y su conocimiento representa una enorme importancia desde el punto de vista geológico y socio-económico. En la Península Ibérica, casi todas los grandes núcleos urbanos como Madrid, Barcelona, Lisboa, Sevilla ,Valencia, Zaragoza o Valladolid están asentadas sobre sustratos terciarios y estas cuencas ofrecen a estas poblaciones todo un soporte de recursos que hacen posible su desarrollo y favorecen las condiciones de vida de sus gentes.

 

Y en este marco social, deben concienciarse del importante papel que desempeñan las geociencias, tanto el gran público, como los medios de comunicación, la clase política y los agentes sociales con capacidad de decisión y gestión.

 

Para alcanzar estos objetivos, surgió hace ya unos años, en el 2001, la idea de proclamar una año internacional del Planeta Tierra, idea propuesta conjuntamente por la IUGS (Unión Internacional de Ciencias Geológicas) y la División de Ciencias de la Tierra de la Unesco y así, con motivo de la celebración de 32 Congreso Geológico Internacional, celebrado en Florencia y con la participación de 140 países, se proclamó la siguiente declaración:

 

Las geociencias pueden contribuir de forma significativa a un mundo más seguro, más saludable y más próspero.

 

Esta potencial contribución está siendo subutilizada por la sociedad y debería ser sustancialmente incrementada.

 

La proclamación de un año internacional bajo el auspicio de la estados miembros de las Naciones Unidas ayudaría a las Ciencias de la Tierra a realizar su plena contribución al desarrollo sostenible del Planeta.

 

Se alcanza así la proclamación, por resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, de 22 de diciembre de 2005, como el año 2008 Año Internacional del Planeta Tierra programándose actividades durante el trienio 2007-2009:

 

"Teniendo en cuenta el papel fundamental que podría desempeñar el Año, entre otras cosas, en la sensibilización del público sobre la importancia para el desarrollo sostenible de los procesos y los recursos de la tierra, la prevención, reducción y mitigación de los desastres, la creación de capacidad par la gestión sostenible de los recursos, y su importante contribución al Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible.

 

Decide proclamar 2008 Año Internacional del Planeta Tierra".

 

El logo de este trienio del Planeta Tierra, reza Ciencias de la Tierra para la Sociedad y en su diseño se contempla, diferenciado en colores, la tierra sólida, litosfera , en rojo, en azul oscuro la hidrosfera, la biosfera en verde y, en azul claro, la atmósfera. Las actividades durante este trienio se van a enfocar en una doble vertiente: un programa científico y un programa de divulgación. Se abordarán 10 temas prioritarios que abarcan Agua subterránea, Desastres relacionados con procesos geológicos, Cambio climático, Recursos, Megaciudades, Tierra y salud, Océanos, Suelos, Tierra profunda , Tierra y vida.

 

Son muchas las instituciones científicas que se han sumado al proyecto así como países que se han adherido y, desde sus instituciones están ya trabajando en la puesta en marcha de la iniciativa.

 

España, a través de la Comisión Nacional de Geología(CNG), que representa oficialmente a las Ciencias de la Tierra en la IUGS y es un organismo dependiente del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), se adhirió ya en 2004 a la declaración conjunta de la IUGS y el Congreso Geológico Internacional y ha instaurado en su seno la subcomisión de relaciones externas, con el objetivo de constituirse en grupo de trabajo para la puesta en marcha de actividades en este sentido.

 

En dicha subcomisión están representadas las principales asociaciones científicas en materia de Geología así como la Asociación Española para la Enseñanza de las Ciencias de la Tierra (AEPCT) y está en fase de constitución del Comité Español del Año Internacional del Planeta Tierra con el fin de canalizar las actuaciones tanto científicas como divulgativas en este trienio.